Equipos de fiscales y de agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) ingresaron durante la mañana a ambas dependencias y se llevaron respaldos de computadoras con el objetivo de buscar un supuesto correo enviado por Céspedes a Benavides, en el cual pide favores para familiares suyos, específicamente el nombramiento en ciertos puestos.

El caso se remonta a febrero pasado, cuando versiones de prensa aseguraron que el diputado socialcristiano Walter Céspedes había solicitado el nombramiento de familiares suyos en cargos diversos, mediante un correo dirigido a Benavides en el que afirma que él ya había cumplido su parte. 

Benavides reconoció  haber enviado ese correo y este martes reiteró que no hizo nada malo al tratar de ayudar a sus familiares. "Yo he ayudado a mucha gente a conseguir trabajo", señaló.

Benavides dijo que había facilitado la gestión a los fiscales, que allanan su oficina por segunda vez desde febrero pasado, porque no tiene nada que temer.

De confirmarse la existencia del correo, el diputado limonense podría verse envuelto en un delito de tráfico de influencias.