Las diferentes fases metamorfósicas de don Otón se han visto marcadas por varias desacertadas decisiones que muy bien señala el Señor Milton Ruíz Guzmán en su artículo en Tribuna Democrática del 11-12-12 [i] Febrero del 2010. 

Anuncia no volver a postularse a la candidatura para la Presidencia de la República. Sin embargo regresa y “Se opuso fuertemente a que Juan Carlos Mendoza se nombrara jefe de fracción impulsando a Manrique Oviedo”. Paso seguido en forma personalista negoció el antipopular Plan Fiscal dejando al PAC en una lamentable situación ante la opinión pública. Nuevamente hace un intento de retirada y en lugar de definir su posición en el PAC, lavándose las manos y dejando una nube de incertidumbre encarga a Dios de que decida si se postula o no a otra candidatura. Gracias a la vida el mismo don Otón se encarga de disipar dudas sobre su capacidad para pertenecer a un Partido que pretende ser diferente, al emitir un juicio sobre su concepción de la supremacía de la propiedad privada sobre el derecho a la vida.

El  gran logro del PAC fue aglutinar a gente honesta inconforme con la política corrupta del PLUSC. Gente honesta pero muchas de ellas ingenuas en las lides políticas. Tanto así que no pudieron reconocer el fundamentalismo, soberbia, arrogancia y despotismo de su fundador. Muchas personas a pesar de que lo reconocieron, por no existir mejor opción se quedaron con lo menos peor.

Los tiempos han cambiado. En la brega política del PAC han surgido personas que sí pueden representar los principios plasmados en sus estatutos.

Si algo positivo ha traído el indulto del señor Arias ha sido para que profundas convicciones de Otón Solís se desempupen y le abran los ojos a los costarricenses y lo hagan merecedor de una sanción del PAC por estar en contra del estatuto.

“EL objetivo esencial del Partido Acción Ciudadana es el desarrollo de la democracia, la defensa de la libertad y la promoción de la justicia y del bien común…”, “…el respeto de los Derechos Humanos”  Art. 5 Estatutos del PAC.

Don Otón en sus declaraciones dijo: “Yo si fuera presidente y un finquero mata a alguien que le está robando el ganado, o si un taxista o si un policía mata a un ladrón, los indulto inmediatamente.” La Nación 15-12-12

Resulta impresionante la rapidez con que la pupa abandona el capullo. En menos de quince segundos don Otón hace gala de violentar varios principios de la justicia:

Principio de ponderación

Resulta inconcebible que una persona que ambicionó la presidencia de la República haya emitido un juicio sin hacer uso del principio de ponderación de la justicia. La venda de Justicia significa imparcialidad y no emisión de juicios y criterios a ciegas. Uno de los principios de la justicia es la valoración de las circunstancias. Para ello es indispensable el análisis de circunstancias para emitir un juicio. Sin embargo don Otón, sin conocer a fondo del asunto sin más ni más indultaría a quien haya quitado la vida a un ser humano desarmado, en acción de huida y por la espalda solo porque defiende su propiedad privada.

Principio de proporcionalidad y respeto de la vida

Al anteponer el derecho a la propiedad privada al de la vida humana, don Otón lanza por la borda tanto el principio de la proporcionalidad como el del respeto a la vida humana. Justamente la eliminación de la pena de muerte incluso para quienes violentaron ese derecho fundamental, es una clara evidencia de que nada está sobre el derecho a la vida. Sin embargo para don Otón el robo de una vaca, un hato de ganado, dinero o cualquier otro bien,  justifica segar una o varias vidas humanas.

Considerando las graves violaciones al concepto de  la justicia que se aplica en Costa Rica y que para el PAC estatuitariamente es su objetivo y que en el artículo 57 del Estatuto del PAC se establece que “Se considera falta todo acto voluntario de los miembros del Partido Acción Ciudadana, que transgredan o afecten las normas de la ética y la moral pública, y/o que vayan contra el Código de Ética del Partido,…” se cae de maduro que el Tribunal de Ética revise la situación y ponderando los diferentes factores establezca la sanción proporcional que corresponde.

Lo otro es que se valore la creación de un PAC Auténtico que haga realidad el artículo 10 del estatuto: “…impulsará, mediante el fortalecimiento de los poderes comunales y del régimen municipal, nuevas  formas de democracia participativa. Se impulsarán mecanismos para que la  sociedad civil disponga, con arreglo a la ley, de nuevos espacios para apoyar y fiscalizar, por media de la acción directa de los ciudadanos, la labor del gobierno, las instituciones y los funcionarios públicos, en procura de un aprovechamiento más eficiente de los recursos nacionales y locales.” y se dejen de desgastar en rencillas internas irreconciliables que solo benefician al PLN y sus rémoras.

Y finalmente, aunque no de menor importancia, cabe preguntarse cómo riman los valores del señor Solís con los valores cristianos.


[i]http://www.tribunademocratica.com/2012/12/detras-del-mecate-por-propia-v...