El recurso que al que dio lugar la Sala VI, fue interpuesto por FECON y el Sindicato de Trabajadores del Ministerio de Ambiente y Energía (SITRAMINAE) en setiembre de 2016 bajo el Nº 15-011930-0007-CO (leer más), con el apoyo de uno de los promotores de la creación del Sistema de Parques Nacionales en el país, Mario Boza y otros especialistas en la materia motivados por el desastre ambiental de que es víctima este parque.

La sentencia de la Sala IV, del 27 de enero que se dio a conocer este jueves, ordena a los jerarcas del Sistema Nacional de Área de Conservación (SINAC) del Ministerio de Ambiente y Energía, del Área de Conservación de Osa, al Ministro de Hacienda y al de Ministro de Seguridad Pública que: “dentro del plazo de dos meses contados a partir de la notificación de esta sentencia, coordinen lo pertinente para que se elabore y ejecute un plan que garantice la vigilancia y protección permanente del Parque Nacional de Corcovado y la Reserva Forestal Golfo Dulce, contra las actividades ilegales de orería, caza, tala y robo de madera”.

El Tribunal Constitucional también ordenó que “el Ministerio de Seguridad Pública deberá proceder de inmediato a realizar las actuaciones necesarias dentro del ámbito de sus competencias, para proveer la continuación del proceso de desalojo instaurado mediante expediente No. 3330-14, así como cualquier otro nuevo necesario para desalojar a los invasores dedicados a la orería, caza y tala ilegales".

Corcovado está catalogado como “el lugar biológicamente más intenso en la Tierra” por organismos internacionales, y está amenazado “por la cacería ilegal, la extracción maderera y la presencia de unos 400 oreros que están causando estragos con maquinaria cada vez más pesada como motobombas y dinamita, en la mayoría de ríos dentro de este parque nacional” denunció FECON.

Los ambientalista afirman que: “Hoy, a pesar del abandono y violencia a los que se ven sometidos los parques nacionales, nos siguen dando de comer, de tomar, de respirar, son fuente de conocimiento, educación y esparcimiento, son estandarte de identidad nacional y garantía de vida para las presentes y futuras generaciones. De estas zonas dependemos nosotros y quienes no nacen aún”.

Además, recuerdan que “nuestro sistema de parques nacionales son la principal atracción turista, representa uno de los bienes comunes más valiosos de Costa Rica, nuestra gallina de los huevos de oro aseguran algunos: genera más de dos mil seiscientos millones de dólares al año, ¡hágale números! supera las exportaciones de piña, banano y café juntas”.

Amparo frente al saqueo y destrucción del Parque Nacional Corcovado

El recurso de amparo presentado ante la Sala Constituciones en setiembre de 2016 denunciaba que:

“Ante el desastre ambiental que está sufriendo el Parque Nacional Corcovado diversas organizaciones como FECON, SITRAMINAE, Mario Boza y otros especialistas interpusieron un recurso Nº 15-011930-0007-CO. Las actividades ilegales como minería, la cacería y el “madereo”  tiene en coma esta zona, santuario de nuestra biodiversidad y equilibrio natural.

La acción legal se fundamenta en la transgresión del derecho fundamental a un ambiente sano y ecológicamente equilibrado e instrumentos internacionales en materia ambiental suscritos por Costa Rica (artículos 7, 48, 50 y 89 de la Constitución Política), por omisión y negligencia graves del Estado costarricense en tomar medidas efectivas para proteger el Parque Nacional Corcovado y la Reserva Forestal Golfo Dulce de la destrucción provocada por actividades ilegales.

Unos 400 oreros están causando estragos en la mayoría de ríos dentro de Corcovado, mejor equipados que en anteriores ocasiones, ahora con maquinaria más pesada, motobombas, armados y hasta con dinamita. En pocas horas "bajan" miles de toneladas de materia con uso de maquinaria y otras tecnologías que están acabando con los ríos, y este es sólo uno de los impactos más visibles. Un operativo en 2013 detectó para un caso de minería ilegal un impacto en 10 km2 al remover el equivalente a unas 2.000 vagonetas de material (SINAC, 06-05-2013). Esto equivale a una mina a cielo abierto de mediano tamaño.

El Recurso fue presentado contra el Ministro de Ambiente y Energía, el Ministro de Seguridad Pública y el Ministro de Hacienda.  Ante la gravedad de lo expuesto la Sala de manera muy diligente le pidió explicaciones al Ministro de Ambiente, al Director del SINAC, a la Directora de Acosa y al Ministro de Hacienda.

Una denuncia más

El 24 de agosto DE 2016, día de los Parques Nacionales FECON hizo pública una denuncia (leer más) sobre el estado de dos Parques emblemáticos Manuel Antonio y Corcovado y advirtió a las autoridades que algunos estudios realizados establecieron que hacen falta entre 1200 y 1600 guardaparques para custodiarlos.

“Hoy, a pesar del abandono y violencia al que están sometidos los Parques Nacionales, nos siguen dando de comer, de tomar, de respirar, son fuente de conocimiento, educación y esparcimiento, son estandarte de identidad nacional y garantía de vida para las presentes y futuras generaciones. De estas zonas dependemos nosotros y quienes no nacen aún. Nuestro sistema de parques nacionales son la principal atracción turista, representa uno de los bienes comunes más valiosos de Costa Rica, nuestra gallina de los huevos de oro aseguran algunos: genera más de dos mil seiscientos millones de dólares al año, ¡hágale números! supera las exportaciones de piña, banano y café juntas...

Sin embargo, a pesar de esta impresionante solvencia hoy faltan entre 1200 y 1600 guardaparques lo cual hace que estos tesoros sean "saqueados" sin la menor regulación por caza, extracción de madera y minería ilegales”.

(Ver amparo en http://www.feconcr.org/doc/AmparoPNCorcovado.pdf)