La Corte declaró que el reglamento emitido por el Poder Ejecutivo en setiembre pasado es válido y debe mantenerse vigente en el país, pese a que la Sala Constitucional lo había declarado “inaplicable” a inicios de febrero.

Tras esta disposición, el ministro de Salud, Fernando Llorca, explicó que solo falta concluir la normativa técnica que ya se encuentra avanzada “en un 90%” y que estaría listo aproximadamente en un mes.

Mientras esta regulación no haya sido emitida por las autoridades de salud, no podría realizarse ninguna operación de fecundación in vitro en el país.

Pero además, para iniciar los procedimientos ya sea en establecimientos privados como públicos, es necesario que se construyan laboratorios especializados, para lo cual se requiere de unos tres meses, según el médico Gerardo Escalante, considerado el pionero de la FIV en Costa Rica.

“En Costa Rica existe el personal médico capacitado, no es mucho pero lo hay. Sin embargo, para realizar la técnica se requiere de un laboratorio especial, que cumpla con normas muy estrictas para poder funcionar adecuadamente”, declaró Escalante a medios de prensa.

Gobierno celebra

La resolución de la Corte IDH en la revisión de sentencia sobre el caso FIV en Costa Rica, generó reacciones de regocijo entre las familias demandantes y sus abogados, que han mantenido una prolongada lucha de 16 años por hacer valer sus derechos.

También el gobierno del presidente Luis Guillermo Solís se mostró satisfecho y celebró el fallo.

“Hoy, primero de marzo, marca una nueva celebración de los derechos humanos para el pueblo de Costa Rica”, afirmó el mandatario en una conferencia de prena.

“En representación del Estado costarricense, siempre he mantenido la firme voluntad de respetar y garantizar, en plena forma, los derechos humanos de la población. Este es el primer deber del Gobierno de la República en un Estado democrático”, resaltó Solís.