Túnel en la Ruta 32 San José-Limón.
Túnel en la Ruta 32 San José-Limón.

Hace casi tres años, en la nación centroamericana se inauguró el Estadio Nacional, cuyo coste fue de unos 100 millones de dólares y que fue donado por China. Además, el Gobierno chino le ha regalado al país 300 vehículos para patrullas de la policía. No obstante, dentro de Costa Rica hay quienes no ven con buenos ojos estos costosos obsequios.

Según el diputado de la Asamblea Legislativa Manrique Oviedo, podría tratarse de una estrategia, algo así como "una forma de enganche con los países".

"Indiscutiblemente estamos hablando de […] una estrategia de negocios donde está de por medio el interés de ciertos sectores de la clase política del Gobierno sin pensar necesariamente en los intereses de los pueblos", afirmó Oviedo. 

Precisamente este diputado fue uno de los que desataron la polémica sobre la contratación de empresas chinas y las facturas de sus servicios. Sus temores sobre el presunto sobreprecio en los 465 millones de dólares que costaría la ampliación de la Ruta 32 (por la cifra de casi 90 millones de dólares en el megaproyecto de la carretera en la provincia de Limón) fueron compartidos por la Cámara Costarricense de la Construcción.  

"Hay un desfase grande en cuanto a lo que se pretende en el contrato, lo que se pretende ejecutar y las estimaciones lógicas que se han hecho para este proyecto", dijo el portavoz de la Cámara de la Construcción, Ricardo Castro.

Las autoridades a su vez no quieren ceder ante las críticas y defienden que el proyecto podría ser muy positivo para el país y que las condiciones del contrato con los chinos son adecuadas. Además, agregan que muchas compañías locales simplemente no pueden ofrecer lo que tiene su contraparte china. 

"En Costa Rica nuestras empresas no son suficientemente grandes para hacer obras de 500 millones de dólares o por lo menos hay muy pocas que quizás podrían hacerlo", apuntó el ministro de Obras Públicas y Transportes, Pedro Luis Castro Fernández. 

Mientras la iniciativa de Ruta 32 está en suspenso, en espera de la votación del Parlamento, otro proyecto de suma importancia con participación de China ya ha sido congelado completamente. Se trata de una refinería en Limón, valorada en 1.300 millones de dólares. Aunque se hallaron infracciones contractuales e irregularidades en la viabilidad económica, los profesionales destacan que desde el punto de vista de calidad de diseño, la obra conjunta presentaba ventajas.  

El Banco de Desarrollo de China "no dona, sino que presta 900 millones de dólares a Costa Rica para la refinería", explicó el ingeniero consultor Daniel Barrantes Campbell, que añadió que después la nación tendría que arrendarle la refinería, que desde el principio le pertenece al país.

"¿Por qué tenemos que arrendar nuestro patrimonio a China?", cuestionó.  

Pese a las discrepancias entre las posturas, el panorama general revela que por lo menos en el futuro próximo las relaciones comerciales bilaterales entre estos países serán favorables, dado que Costa Rica es el primer socio centroamericano de China y el séptimo a nivel latinoamericano.