Comunidades del Caribe Sur cerraron los accesos a personas fuera de la comunidad para detener el contagio del COVID-19.

Al mismo tiempo, intensificaron una campaña educativa sobre la pandemia del coronavirus, a través de vídeos y llamados en redes sociales se está dando un mensaje claro: “no podemos albergar en este momento el “turismo de cuarentena”; compromete nuestro presente y el suyo”, más bien están invitando a visitar “nuestras comunidades cuando ya no estemos en peligro ni usted, ni nosotros”.

La mayoría de hoteles, restaurantes y toures recreativos, permanecen fuera de servicio. Los servicios de producción y distribución de alimento, transporte, salud y demás, funcionan apenas para la subsistencia local. La comunidad está guardando estrictas medidas de distanciamiento social.  En el caso de los territorios indígenas “están blindados y prohibida la entrada por orden de sus propias autoridades de gobierno local”.

Las organizaciones locales hacen un llamado: “a nuestros amigos y familiares del resto del país, que aman en Caribe Sur, a permanecer en sus casas esta Semana Santa. Finalmente invitan a regresar “cuando termine esta crisis y le atenderemos mejor que nunca. Estamos aprendiendo, apreciando y construyendo nuevas relaciones con el entorno y entre nosotros para cuidarnos”.

(+ Info 8658-1091, representante Embajador@s del Mar)