En declaraciones hechas desde el Centro Nacional de la Constitución estadounidense en Filadelfia, Kerry indicó que hicieron “frente a un hecho obvio: las sanciones solas no hacen el trabajo, ni de cerca" en el caso del programa nuclear de Irán.

Kerry se encuentra en Filadelfia para defender el acuerdo de Irán con el G5+1 (EEUU, Reino Unido, Francia, Rusia y China, más Alemania). Esta no es la primera vez que el titular admite que las sanciones no fueron suficientes para conseguir un acuerdo con Irán.

El diplomático indicó qué "incluso los embargos antiraníes, uno de los regímenes más duros de sanciones jamás desarrollados, no pudieron frenar el avance del programa nuclear".

Advirtió que si EEUU rechaza el acuerdo nuclear logrado en Teherán en días pasados, no será capaz de convencer a sus aliados para imponer nuevas sanciones en contra de la República Islámica.

“La mayoría de los países no van a restablecer las sanciones (contra Irán) si se anula el acuerdo”, destacó.

En contexto

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, logró este miércoles conseguir la mayoría de los votos en el Senado para evitar que prospere un proyecto de ley republicano destinado a rechazar el acuerdo nuclear entre Irán y las potencias del G5+1.

El acuerdo nuclear pacífico fue firmado el 14 de julio. El pacto señala que las potencias mundiales reconocen el programa de energía nuclear de la República Islámica, además de sus fines pacíficos; así como el cumplimiento de los derechos nucleares soberanos de esa nación, en respeto a las convenciones internacionales.

Como parte del acuerdo Irán se compromete a no producir uranio altamente enriquecido durante los próximos 15 años, a desarticular el 98 por ciento del material nuclear que tiene y a eliminar dos tercios de sus centrifugadoras.