Organizaciones sociales de Chile convocaron a un plebiscito informal y no vinculante para el viernes y el sábado próximos sobre los cambios estructurales al sistema educativo reclamados por el movimiento estudiantil, que desde hace cinco meses pide una enseñanza gratuita y de calidad. Los dirigentes de profesores y alumnos esperan que la medida sirva para impulsar la idea de una consulta popular oficial.

La iniciativa incluirá cuatro preguntas que buscan un pronunciamiento sobre educación gratuita, desmunicipalización de los establecimientos, el lucro en la educación y la instauración de plebiscitos vinculantes de nivel constitucional. La consulta fue convocada por el Colegio de Profesores, la Central Unitaria de Trabajadores, la Confederación Nacional de Funcionarios de Salud Municipalizada, los estudiantes secundarios y el Movimiento por la Consulta y los Derechos Ciudadanos, entre otras agrupaciones.

Se establecerán centros de votación en colegios, consultorios, sedes de instituciones sociales y paseos públicos, y se habilitará la posibilidad de votar a través de Internet. Podrán participar todos los mayores de 14 años.

El presidente del Colegio de Profesores, Jaime Gajardo, afirmó que la idea es “mostrar al gobierno que su posición no es compartida mayoritariamente” y que “tiene que abrirse a un cambio”. “Lo que queremos es empujar las cosas hacia que el gobierno entienda que no es una simple negociación, sino que se están pidiendo transformaciones del sistema educativo”, añadió. Gajardo dijo también que el presidente Sebastián Piñera “le está quitando el piso al ministro de Educación (Felipe Bulnes) al decir que no hay ninguna posibilidad de analizar el tema de la gratuidad pese a que la gratuidad en la educación es posible”.

En tanto, el vocero de la Confederación de Estudiantes de Chile (Confech), Giorgio Jackson, aseguró que en la reunión de este miércoles con los representantes del gobierno se discutirá el tema de la gratuidad pues “no se pone en duda el objetivo, sino que se busca determinar el cómo y el fondo”. Silvia Paredes, dirigente del Magisterio, defendió que voten menores de edad en esta consulta. “Si los jóvenes son imputables a los 14 años, también entonces pueden opinar sobre la educación que quieren.”

Ayer mismo, el mandatario anunció cambios en el Código Penal y endurecimiento de las penas contra quienes alteren el orden público durante marchas y manifestaciones. La iniciativa será enviada para su trámite en el Congreso.

“Ya no va a ser gratis atentar contra el orden público, ya no va a ser solamente un control de identidad y al día siguiente todo sigue igual. El que atente contra el orden público, contra carabineros y la Policía de Investigaciones, contra la tranquilidad de los ciudadanos o la propiedad pública y privada, se va a encontrar con una legislación dura, firme”, dijo Piñera acompañado del ministro del Interior Rodrigo Hinzpeter.

El ministro aprovechó para criticar el movimiento estudiantil. “A veces nos tratan de convencer de que los jóvenes que salen a tirar piedras son verdaderos revolucionarios que pelean por un bien superior, y eso no es verdad. En nuestra sociedad eso se hace con orden y respeto.”