El Instituto Nacional de Seguros (INS) cerró el estadio Rosabal Cordero, del Club Sport Herediano, debido al incumplimiento del pago de la póliza de riesgos del trabajo, informaron las autoridades de la institución.

 

“La decisión se tomó por el  incumplimiento de lo establecido en el Título IV del Código de Trabajo, que establece la obligatoriedad de todo patrono de tener protegidos a sus trabajadores y personal administrativo en caso de un accidente o enfermedad laboral, mediante el Seguro de Riesgos del Trabajo”, detalló un comunicado del INS.

 

La institución había notificado a los dirigentes del Herediano que tenían hasta el 28 de setiembre para pagar la prima correspondiente al Seguro de Riesgos del Trabajo, sin embargo, el club no cumplió con el plazo por lo que se  clausuró el Estadio.

 

“De acuerdo al artículo 270 del Código de Trabajo los dirigentes del Club Sport Herediano tienen 3 días hábiles para impugnar la medida, y un  juez cuenta con 10 días hábiles  para confirmar el cierre o ordenar la apertura del estadio, de lo contrario estará cerrado hasta que cancelen”, apuntó la oficina de Comunicaciones del INS.

 

La legislación establece que el no tener a los jugadores y personal administrativo protegido con el Seguro de Riesgos del Trabajo podría acarrear a  los equipos de fútbol,  desde una multa hasta el cierre del establecimiento deportivo, recordó el INS.

 

Para las autoridades del  INS, dice el comunicado,  el principal interés es que todos los patronos, conocedores de la legislación laboral, tomen conciencia de la obligación que les impone la ley y que por principio imperativo debe cumplirse, para de esta manera prevenir los efectos que pueden sufrir sus empleados por accidentes o enfermedades derivadas del trabajo que realizan.