Imagen: Captura de pantalla por IT.com. El diputado José Maria Villalta del Frente Amplio y siete diputados más, plantaron una férrea oposición al no pago de incentivos a los funcionarios estatales. 

El ahorro, como lo ha llamado el gobierno, de 67 mil millones de colones quedará en al cuidado del Ministerio de Hacienda y se destinará a atender los altos gastos por la pandemia del Covid-19. Además, advirtieron que aunque no se reconozca el pago de incentivos, si se aplicará la evaluación de desempeño para dichos periodos a todas las personas servidoras públicas.

Los fondos se obtendrán del no pago del incentivo del 1,94% del salario base de los profesionales, según se fijó en el 2018, y del 2,56% de los no profesionales, porcentajes que se reconocen por rendimiento anual luego de la evaluación del desempeño.  Así se lee en el texto que fue aprobado por el Plenario Legislativo, este jueves.

El diputado más férreo opositor José María Villalta, presentó una serie de objeciones que fueron rechazadas en procesos abreviados por la mayoría de diputados que se inclinaron por despejar la ruta para la aprobación del recorte salarial.

Villalta calificó la iniciativa de “ley discriminatoria e injusta ya que se vuelve a aplicar la medida de que el hilo se corta por la parte más delgada, mientras que hay grandes capitales que no están aportando nada en esta pandemia y no hay la menor intención de proponer, por ejemplo, la renta mundial”, precisó al lamentar que la gran mayoría de los legisladores votara a favor del proyecto.

Solo ocho diputados se opusieron a lo que para Villalta es un despojo del ingreso de los trabajadores. Los otros legisladores que votaron en contra fueron Shirley Díaz, Wálter Muñoz, David Gourzong, Franggi Nicolás, Patricia Villegas, Dragos Donalescu y Otto Roberto Vargas.

El diputado oficialista Welmer Ramos señaló con sentido de precaución, que no se puede seguir recargando en las espaldas de los sectores populares y medios, el ajuste. Esta crisis ha marcado aún más las desigualdades que existen en el país, dijo, sin embargo se alineó al voto oficialista. 

Este es uno de los proyectos de recorte presupuestario enviados al Congreso por el Poder Ejecutivo en el marco de la atención de la emergencia sanitaria causada por la pandemia del nuevo coronavirus.