Las fuertes lluvias de a tarde y oche del domingo provocaron inundaciones en diferentes lugares del país.

El director de operaciones de la CNE, Sigifredo Pérez, dijo en conferencia de prensa que es importante que se mantenga la vigilancia sobre las zonas vulnerables a inundaciones y deslizamientos.

Las lluvias que se produjeron el domingo en el Pacífico Central y Sur generaron emergencias que requirieron la atención de la CNE en 32 lugares, específicamente en Osa, Golfito, Coto Brus, Corredores y Pérez Zeledón.

El desbordamiento de ríos y las inundaciones por saturación de alcantarillas movilizaron a los comités locales de emergencia, que evacuaron a 54 personas en riesgo que fueron reubicadas en casas de familiares o en albergues acondicionados en lugares público.

Este lunes se reunieron desde temprano las instituciones que integran el Centro de Operaciones de Emergencia para dar seguimiento al huracán y coordinar acciones en las zonas que se requiera.

En Pérez Zeledón se han habilitado seis edificaciones para dar alojamiento temporal a las personas que resulten damnificadas.

Pérez explicó que la CNE ha establecido tres tipos de albergues: uno para personas sanas, otro para personas positivas de Covid-19 y un tercero para personas sospechosas de padecer la enfermedad.

Según el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), este lunes habrá lluvia intermitente en todo el Pacífico, el Valle Central, la Zona Norte y en el Caribe.