La Corte llamaría en enero próxima a ambos países a una reunión en La Haya, para definir si desean presentar nuevas pruebas en el proceso. De no ser así, se iniciarían en breve los debates previos a la sentencia. De lo contrario, las partes tendrían un año más para aportar nuevas pruebas.

Por el momento, está pendiente el que Costa Rica presente una réplica al alegato de Nicaragua sobre supuestos daños ambientales por la construcción de la trocha fronteriza.

También está pendiente que la Corte resuelva el pedido de medidas cautelares por ese mismo caso.

Nicaragua planteó una demanda a Costa Rica ante la CIJ por considerar que la construcción de la trocha, que corre paralela al río San Juan, ha causado severos daños ambientales a esa vía fluvial y reclama que se detengan las obras.

El gobierno costarricense ha rechazado ese planteamiento y asegura que la trocha es una necesidad tanto para el desarrollo de la zona norte del país como para garantizar la seguridad e integridad territorial.