Los funcionarios trabajan en el Juzgado Contencioso Administrativo en el II Circuito Judicial de San José.

Las casas de los cinco sospechosos, el Juzgado Contencioso Administrativo del II Circuito Judicial de San José en que laboran los dos funcionarios judiciales, una oficina en la Procuraduría General de la República y el Bufete Facio Abogados, en Escazú, fueron allanadas por agentes del OIJ y miembros de la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción (FAPTA), según un comunicado oficial.

El informe detalló que los funcionarios judiciales responden a los apellidos Molina Vargas y Cruz Tenorio, el procurador se apellida Lara Flores y los abogados particulares Rojas Pochet y Hernandez González.

De acuerdo con la Fiscalía, los cinco imputados estarían involucrados en actos de corrupción en el trámite de expedientes de expropiación en el Juzgado Contencioso Administrativo. Sin embargo, no se dieron a conocer más detalles de los hechos investigados.

Los allanamientos en busca de indicios relacionados con la causa continuaban este mediodía. Las autoridades esperan iniciar la indagatoria de los sospechosos en el transcurso de la tarde.