El Secretario de Estados norteamericano, Mike Pompeo, es recibido por el presidente de Colombia, Ivan Duque, y el líder opositor venezolano, Juan Guaidó.

En su visita a Bogotá, Pompeo reactivó su respaldo a los adversarios de Maduro encabeados por Juan Guaidó, con quien prevé reunirse este lunes en la capital colombiana. 

"El mundo debe seguir apoyando los esfuerzos del pueblo venezolano de volver a la democracia y de acabar con la tiranía de Maduro, que daña a millones de venezolanos y que tiene un efecto en Colombia y en toda la región", dijo el secretario de Estado.

Pompeo se reunió con el mandatario colombiano, Iván Duque, antes de intervenir en una conferencia regional sobre la lucha contra el terrorismo en la que participa Guaidó, quien la víspera llegó a Bogotá burlando la prohibición de no salir de Venezuela impuesta por autoridades chavistas. 

Estados Unidos encabeza la lista de más de medio centenar de países que reconocen al también jefe del Parlamento de Venezuela como presidente interino, tras denunciar el fraude de la reelección de Maduro en 2018. 

El secretario de Estado condenó la "miseria infligida" por Maduro, que desencadenó el éxodo de millones de personas. De los 4,6 millones de migrantes venezolanos que cuenta la ONU, 1,6 están en Colombia. 

En ese sentido, resaltó el apoyo de Colombia en la cruzada estadounidense contra Maduro, cuyo gobierno ha sido blanco de múltiples sanciones económicas incluido un embargo petrolero. 

"Me alegra ver la cooperación en los más altos niveles. Los ciudadanos rechazan el autoritarismo y exigen libertad. Colombia ha sido clave en esta visión democrática" en la región, afirmó Pompeo.

Desde que Maduro asumió por primera vez en 2013, Venezuela, que posee las mayores reservas probadas de petróleo del mundo, ha sufrido una aguda contracción de su economía.

Pero a pesar de la crisis política y económica, de los esfuerzos de Guaidó y de las sanciones de Washington, Maduro sigue en el poder respaldado por las fuerzas de seguridad, así como por Cuba, Rusia y China.

- Por más sanciones -

En 2019 Guaidó fracasó en su propósito de deponer a Maduro, aun cuando asegura haberlo "intentado todo". Su popularidad cayó de 63% en enero a 38,9% en diciembre, según la encuestadora Datanálisis.

Estados Unidos y la Unión Europea mantienen firme su respaldo al opositor. Guaidó será recibido el miércoles en Bruselas por el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, y al día siguiente se sumará al foro económico de Davos en Suiza. 

Pese a la ofensiva internacional, Maduro aseguró en una reciente entrevista con el Washington Post que tiene el control del país y se declaró abierto a negociaciones directas con Estados Unidos para reactivar la relación bilateral.

El gobierno de Donald Trump abogó días atrás por un diálogo para formar un gobierno de transición en Venezuela que convoque a elecciones generales antes de fin de año. Pero sigue sosteniendo que esas conversaciones deben empezar por discutir la partida de Maduro.