El Partido Acción Ciudadana (PAC)  anunció su disposición a participar en un proceso de negociaciones con otros partidos políticos y con organizaciones sociales para la conformación de “una gran alianza electoral para el 2014”, al tiempo que ratificó la validez de la Alianza por Costa Rica en el Congreso.

El Comité Ejecutivo Nacional y la Comisión Política se reunieron la tarde del martes y tomaron el acuerdo con base en los lineamientos dictados por el II Congreso Ciudadano, recientemente concluido.

La organización opositora anunció su compromiso en la tarea de negociar una propuesta programática con los diversos partidos políticos y fuerzas sociales, así como los lineamientos para ponerla en práctica una vez en el Gobierno.

También trabajará en “construir un mecanismo expedito de acuerdo para respaldar una candidatura nacional” y “promover un acuerdo sobre una alianza legislativa pluripartidaria, que incluya los ejes estratégicos de la agenda, así como el marco político de negociación”.

“Tenemos absoluta certeza que más allá de nuestra organización partidaria, hay miles de costarricenses que coinciden en lo fundamental con una visión estratégica sobre lo que requiere nuestra patria. Es nuestra obligación y nuestro compromiso encontrar vías, mecanismos y propuestas para amalgamar esta energía, hoy dispersa y fragmentada”, señaló la dirigencia del PAC.

También  declaró que sigue teniendo vigencia la Alianza Parlamentaria por Costa Rica, que el próximo 1 de mayo intentará retener el control de la Asamblea Legislativa que mantiene desde hace un año.

“Para ejecutar este mandato y garantizar la conducción del acuerdo para la Alianza electoral 2014 en materia programática y organizativa, el Partido Acción Ciudadana nombra un Comité de Alianza, cuya integración se anunciará oportunamente”, indica el acuerdo.

Honestidad y transparencia

Sin embargo, el PAC ha puesto condiciones generales para formar parte de esta alianza, que tienen que ver con su defensa de la ética, uno de los ejes motivadores que están en el origen de la agrupación.

“Para la construcción de esta alianza deben prevalecer los principios de la participación ciudadana, el diálogo con la sociedad civil, la ética en la función pública, el respeto a las personas y a la diversidad de pensamiento, la participación de las mujeres y la apertura al diálogo honesto y transparente”, agrega la resolución adoptada por el Comité Ejecutivo y la Comisión Política.

“En estos doce años de existencia, el PAC ha sido crítico, en pensamiento y acción. Hemos combatido la corrupción, el clientelismo y la exclusión, entre otros factores que  provocaron que en la actualidad nuestra sociedad sea más desigual, insegura, centralista y depredadora de nuestras riquezas naturales y culturales”, agrega la declaración.

Aunque no se dice explícitamente, la insistencia del PAC en demandar “transparencia” y “ética en la función pública” dentro del proceso de construcción de la alianza, podría significar el rechazo a que ésta se incluya a algunos políticos que han sido juzgados y condenados o simplemente cuestionados por hechos de corrupción.

Es el caso de Rafael Angel Calderón en la Unidad Socialcristiana (PUSC) y de Otto Guevara en el Movimiento Libertario.