Los dos decesos corresponden a dos hombres, ambos de 87 años, que se hallaban internados en el hospital de Alajuela. El primero, que padecía de hipertensión, falleció el miércoles. El segundo, que tenía un problema vascular, murió el jueves.

Las dos personas que superaron ya la enfermedad son los estadounidenses registrados como los primeros casos en Costa Rica. A ambos se les efectuaron las pruebas y dieron negativo, por lo cual han sido autorizados a salir del país.

En relación con el jueves, la cifra de infectados se incrementó en 26, lo cual sugiere un crecimiento exponencial, ante lo cual el ministro del ramo, Daniel Salas, reiteró el llamado a la población a mantenerse dentro de sus casas en la medida de lo posible.

Salas explicó que la única manera de evitar un aumento explosivo de la epidemia en el país, es que los costarricenses acaten las orientaciones de las autoridades de salud, eviten el contacto cercano entre personas y, en la medida de lo posible, no salgan de sus casas.

"El virus no se va a ir, ni de Costa Rica ni del mundo, las medidas son para evitar un crecimiento masivo de los contagios y evitar que colapsen los servicios de salud, especialmente para la atención de las personas más vulnerables, señaló el ministro.

 

Comedores escolares

Por su parte, el viceministro de Educación, Steven González, anunció que el servicio de alimentación que reciben más de 800.000 estudiantes en el país, se mantendrá activo bajo una nueva modalidad.

El funcionario precisó que, en coordinación con el Consejo Nacional de Producción, las escuelas distribuiran paquetes de alimentos para que sean consumidos por los menores en sus casas, con lo cual se evitará la aglomeración en los centros educativos.

Otras medidas adoptadas por el gobierno para intentar frenar la multiplicación de casos fue la suspensión total de las visitas en los centros penitenciarios.

Además, el ministro de Seguridad, Michael Soto, informó que tres propietarios o administradores han sido detenidos por violar la orden sanitaria de mantener cerrados los bares, casinos y discotecas. Estas personas, agregó, han sido remitidas al Ministerio Público para que enfrentan las consecuencias penales de la infracción.