“Siendo que los equipos de protección personal, a un año de iniciada la pandemia, están en constante riesgo de escasear, solicitamos implementar cuanto antes las medidas necesarias para la producción autónoma de los mismos, la cuál es sencilla, automatizada y a la vez vital, no solo para esta pandemia, sino también para el correcto y transparente funcionamiento de la institución”, señalaron.

El SINAME considera que la CCSS está en capacidad de desarrollar la producción de los insumos y equipos de EPP, para evitar una crisis de abastecimiento debido a la gran demanda mundial.  

El sindicato de especialistas, recordó a las autoridades de la CCSS “la obligatoriedad de proteger la salud de los funcionarios con el suministro de EPP, según determinó la Sala Constitucional en junio de 2020, cuando sentenció a favor de un recurso de amparo interpuesto por el sindicato”.

En otros aspectos, el gremio de especialistas solicitó a la CCSS mantener, más allá de la pandemia, las reuniones administrativas, organizacionales, capacitaciones y otras actividades, en modalidad virtual, “con el objetivo de aprovechar la enorme inversión realizada en equipos informáticos, redes de comunicación y capacitaciones para atender la demanda de servicios médicos, farmacéuticos y otros durante la pandemia.

Aseguran que el haber incorporado la modalidad virtual al trabajo diario de los centros de salud en varios niveles, debe seguir utilizándose para “permitir una reducción en gastos de viáticos” señalaron. Y pidieron que los interlocutores de dichas reuniones -sobre todo las relacionadas con la resolución de conflictos, en particular sindicales- sean “funcionarios con poder de decisión, para que los asuntos discutidos puedan llegar a acuerdos sólidos.