El criterio responde a una consulta de la Junta de Pensiones del Magisterio Nacional (Jupema), que ya aplica el beneficio a los cotizantes al régimen de capitalización, pero tenía pendiente decidir la situación de los cotizantes al régimen de reparto, que son quienes empezaron a trabajar antes del 15 de julio de 1992.

El régimen de reparto se financia con cargo al presupuesto nacional y en éste están incluidos poco más de 6.000 docentes.

La Procuraduría determinó que no existen razones para negar la extensión de la pensión a las parejas del mismo sexo en caso de muerte del cotizante y que, por el contrario, el no hacerlo constituiría una "discriminación directa por motivos de orientación sexual” contraria al derecho internacional y a la Constitución Política.

"La protección otorgada a los compañeros y compañeras permanentes de las parejas heterosexuales debe ser ampliada a los compañeros y compañeras permanentes de las parejas homosexuales, por cuanto no existe un fundamento razonable y objetivo suficiente para explicar el trato desigual al que vienen siendo sometidas las personas que en ejercicio de sus derechos al libre desarrollo de la personalidad y a la libertad de opción sexual, han decidido conformar una pareja con una persona de su mismo género", indica el pronunciamiento.

Jupema deberá proceder ahora a elaborar las normas reglamentarias para la extensión de la pensión por viudez a las parejas del mismo sexo.