Las investigaciones de la Dirección General de Aduanas determinó que dichos importadores no incluyeron en la declaración un rubro correspondiente a cánones y derechos de licencia, también conocidos como royalties o regalías, explica un comunicado de la institución.

“Según las investigaciones de Aduanas el monto del valor aduanero de importaciones de mercancías a las que no se les declaró el pago referido, supera los ¢5.3 billones (5,3 millones de millones), monto sobre el cual se debió calcular al menos un 1% por los conceptos mencionados.

Según explicó Hacienda, de acuerdo con lo pactado en los contratos de compra-venta de mercancías en los mercados internacionales y en otros documentos contables, estos pagos de cánones los realizan las empresas de Costa Rica cuando adquieren mercancías con un derecho protegido o de observancia de propiedad intelectual relacionado con marcas registradas, usualmente, de cierto prestigio comercial.

“Desde hace varios años y con mayor énfasis ahora, el Servicio Nacional de Aduanas ha venido recordando a los importadores, a los agentes de aduanas, a representantes de marcas extranjeras y a cámaras empresariales, la importancia de que atiendan las normas antes citadas y la obligatoriedad de cumplir con ese marco regulatorio”, señala el informe.

A través de fiscalizaciones del Órgano Nacional de Valoración Aduanera se han realizado procesos determinativos de impuestos dejados de pagar, cuyos montos en un solo caso ascendieron a 450 millones de colones para un año fiscal, aproximadamente”, manifestó Benito Coghi, director general de Aduanas.

El funcionario informó que continuarán con otras nuevas acciones de control para verificar el cumplimiento de las obligaciones legales por parte de los importadores y agentes aduaneros.