Sólo en la ciudad de Fushun, la más afectada y ubicada en el provincia de Liaoning, las inundaciones han causado 54 muertes y 97 desapariciones.

La localidad de Nankouqian, una de las áreas más afectadas en el distrito autónomo de la etnia manchú de Qingyuan, el viernes se registró una precipitación de 449 milímetros, casi la mitad de la precipitación promedio anual de la ciudad de Fushun. El distrito autónomo de la etnia manchú de Xinbin y el distrito de Fushun, también bajo la jurisdicción de la ciudad de Fushu, fueron afectados seriamente.

El agua del río Hunhe que se desbordó destruyó muchas casas en Nankouqian.

El presidente chino, Xi Jinping, demandó que se realicen los máximos esfuerzos para considerar a las vidas de las personas como lo primordial en el combate de las inundaciones. El primer ministro Li Keqiang también urgió a las autoridades locales a que reubiquen a la gente afectada y ayuden a los damnificados durante la reconstrucción posterior a las inundaciones.

 Más de 120.000 personas, incluyendo casi 10.000 soldados, participan en los esfuerzos de rescate y ayuda en la ciudad de Fushun.

 Datos oficiales muestran que las inundaciones han obligado a la reubicación de 360.000 personas, han derribado más de 60.000 casas y afectado a 787.200 hectáreas de tierras agrícolas en la región noreste.

 Las inundaciones aún no terminan y la provincia de Heilongjiang, vecina de Rusia, ha estado en alerta debido a que varios ríos están por encima de los niveles de advertencia.

 El tramo del río Heilong en el distrito Jiameng superó hoy sus niveles historicos, lo que ejerce presión sobre los esfuerzos para el control de inundaciones, dijo el Cuartel General Provincial de Control de Inundaciones y Alivio de Sequías de Heilongjiang.

 Las inundaciones han dejado 11 muertos y tres desaparecidos en Heilongjiang, además de 140.000 damnificados.

El río Heilong, conocido en Rusia como Amur, corre a lo largo de la frontera entre China y Rusia. El nivel del agua del río llegó a 100,56 metros en Jiameng, superando la altura récord de 100,47 metros registrada en 1984.

El nivel del agua del río Heilong llegó a 99,59 metros en el distrito de Luobei, 1,79 metros por encima del nivel de advertencia, y a 89,06 metros en el distrito de Fuyuan, 1,56 metros por encima del nivel de advertencia.

El nivel del agua del río Heilong en el distrito de Jiameng se ha elevado entre 20 cm y 30 cm cada día, señaló Wang Xueming, experto en control de inundaciones de Jiameng.

Mientras tanto, el nivel del agua del río  Songhua, el tributario más largo del Heilong, llegó hoy a 118,27 metros en Harbin, capital provincial de Heilongjiang. El nivel excedió la línea de advertencia por 17 centímetros.

En la provincia de Jilin, vecina de Heilongjiang y de Liaoning, las tormentas más recientes han dejado 16 personas muertas y cinco desaparecidas. Más de 120.000 personas fueron evacuadas en la provincia.