Oscar López Arias, ex diputado y fundador del PASE.

También se abrió causa contra otras ocho personas que habrían estado involucradas en los mismos hechos ilícitos que se le atribuye a los ex legisladores, informó este martes la Fiscalía Adjunta de Probidad, Transparencia y Anticorrupción (FAPTA).

López, diputado del PASE en el periodo 2006-2010, y Chavez, Monestel y Granados, en el periodo 2010-2014, habrían efectuado nombramientos fantasmas de familiares y amigos en plazas de asistente de fracción, asesor y secretaria, entre otros, de acuerdo con las denuncias.

Pese a que estas personas nunca se presentaron a trabajar, habrían recibido los salarios correspondientes a dichos cargos, de acuerdo con la Fiscalía.

“Por lo anterior, las personas que supuestamente recibieron esos pagos también enfrentarán el debate oral y público como imputadas”, señala un comunicado oficial.

La Fiscalía estima el perjuicio económico total causado al Estado en ¢165.491.770.

Aún no hay fecha señalada para el juicio.

En junio pasado, cuando la Fiscalía presentó la acusación, López la calificó de “atolondrada” y “sin fundamento”, pues la misma -dijo- le atribuye funciones de administración de recursos que la ley no le confiere a los diputados.

El fundador y dirigente del PASE es abogado de profesión y ha sido diputado electo por esa agrupación en dos ocasiones.