El canciller costarricense, Enrique Castillo, y el embajador de Japón en San José, Mamoru Shinohara, formalizaron el crédito en un acto formal en el que participaron autoridades del gobierno, entre ellas la presidenta Laura Chinchilla, así como altos jerarcas del Instituto Costarricense Electricidad (ICE).

"El préstamo lo estaremos enviando la próxima semana para iniciar su tramitación legislativa, estará siendo convocado como proyecto prioritario. Confío en que pueda quedar aprobado antes de que este gobierno se vaya", anunció Chinchilla.

La presidenta dijo confiar en que los diputados comprendan la importancia de este proyecto y decidan darle su aprobación en un plazo razonable.

Por su parte, el embajador Shinohara expresó que "este proyecto coincide con las políticas de cooperación del gobierno de Japón, de la Agencia de Cooperación Internacional del Japón (JICA) y con las del gobierno de Costa Rica, que procuran realizar una convivencia entre el desarrollo económico y la conservación ambiental".

Otros 50 kilowats

Los fondos serán destinados a la construcción de tres plantas geotérmicas, una las cuales es la "Pailas II", que vendrá a complementar la Pailas I que ya funciona en el Volcán Rincón de la Vieja, en Guanacaste.

El costo de esta planta está estimado en 333,4 millones de dólares y se espera que genere 50 megawats (mw), que se sumarían a los 35 mw que ya genera el ICE en ese lugar.

El resto del financiamiento se utilizará en el desarrollo de otras dos plantas geotérmicas, también en áreas volcánicas de Guanacaste.

Según la Presidencia, las condiciones financieras de este préstamo "son muy competitivas", con una tasa de interés del 0,6% para la adquisición de bienes y servicios, un plazo de 30 años y una periodo de gracia de 10.