Violeta Bermúdez, presidenta del Consejo de Ministros, en el centro del juramento del gabinete de gobierno de Perú. A la izquierda, la ministra de Salud, Pilar Mazzetti. © Cortesía: Presidencia de Perú

Además, tres jefes de cartera bajo la Administración de Martín Vizcarra fueron confirmados, marcando así una línea de continuidad, exigida en las protestas tras la vacancia presidencial.

Tras ocho días de turbulencia política y dos fallecidos, el nuevo presidente de Perú, Francisco Sagasti, nombró jefa del gabinete de 18 ministros a la abogada especialista en temas de género, poblaciones vulnerables y políticas públicas, Violeta Bermúdez.

El mandatario juró este martes 17 de noviembre el cargo en el Congreso con el compromiso de posibilitar una transición democrática con un gobierno plural y con el trabajo conjunto de todos los sectores. Con esta premisa en mente, formó una Mesa Directiva diversa que repite con varios ministros del anterior Gobierno de Martín Vizcarra.

“Este gobierno de transición no será un gobierno partidista, sino plural, que responda precisamente a la necesidad de que la política sea un punto de encuentro para que, sin renunciar a nuestras perspectivas, nuestros ideales y nuestras maneras de ver el mundo, lleguemos a compromisos reales de acción compartida”, dijo Sagasti durante la ceremonia de sucesión constitucional en el Congreso.

FUERTE PRESENCIA DE MUJERES EN EL EJECUTIVO

El actual Consejo de Ministros ha dado gran cabida a las mujeres con un total de ocho ministras liderando distintos despachos del gobierno. Además de la presidencia del órgano, se les otorgó la dirección de los ministerios de Defensa, Salud, Relaciones Exteriores, Desarrollo Social, Mujer y Poblaciones Vulnerables y Comercio Exterior y Vivienda.

Entre ellas, destaca la elección de Violeta Bermúdez, profesora universitaria, comprometida desde hace años con la lucha por la paridad de género en la esfera política, y llamada a empatizar con las mujeres jóvenes, muy presentes en las movilizaciones.

Con la intención de dar cierta continuidad a su mandato, Sagasti decidió que sean tres los ministros que repiten tras la vacancia presidencial de Martín Vizcarra: Pilar Mazzetti con Salud, Javier Palacios con Trabajo y Promoción del Empleo y Alejandro Neyra con Cultura. El nombramiento de la cartera de Energía y Minas quedó pendiente.

LOS RETOS URGENTES DEL GOBIERNO DE TRANSICIÓN

El mayor reto de la presidencia de Sagasti es suavizar las protestas lideradas principalmente por jóvenes cansados de los políticos tradicionales, alejados de la realidad social del país andino.

A pesar de la renuncia de Manuel Merino y la reciente renovación del Ejecutivo, las manifestaciones parecen no detenerse y cientos de personas volvieron a salir a la calle este miércoles para reclamar cambios más profundos, tales como una reforma a la Constitución Política, demanda encabezada por sindicatos de trabajadores. En la marcha, que se concentró en la Plaza Dos de Mayo de Lima, se pudo ver un desfile de carteles con el lema de “Nueva Asamblea Constituyente”.

“Decirle al gobierno de Sagasti que este 11 de abril (día de las elecciones generales) se implemente una urna más para que el pueblo de forma democrática se pronuncie por la convocatoria a una nueva constitución”, dijo Gerónimo López, secretario general de la Confederación General de Trabajadores del Perú (CGTP), a los periodistas durante la marcha.

Las protestas también se han visto reforzadas con el fallecimiento de Jordan Inti Sotelo Camargo (24) y Jack Bryan Pintado Sánchez (22) como resultado del abuso de la fuerza policial, por lo que la Fiscalía peruana abrió una investigación contra Merino este lunes.

Bajo la gestión de Sagasti se realizarán las elecciones presidenciales y legislativas de abril del 2021 después de un lustro de convulsión política que verá pasar a cuatro jefes de Estado antes del Bicentenario del próximo año: Pedro Pablo Kuczynski (de julio del 2016 a marzo del 2018), Martín Vizcarra (de marzo del 2018 a noviembre del 2020), Manuel Merino, quien solo duró seis días en el cargo; y ahora Francisco Sagasti.

El nuevo gobierno, además, deberá enfrentarse a la pandemia en uno de los países más azotados del mundo por el virus y dirigir una potente estrategia de recuperación económica.