El plan involucra a entidades estatales y bancos públicos comerciales, así como al Sistema de Banca para el Desarrollo y está orientado a lograr la reactivación económica de las zonas golpeadas por el ciclón, explicó la Casa Presidencial.

La atención financiera para la reactivación empresarial abarca tres grandes grupos:

1) Las personas físicas o jurídicas que al momento de la catástrofe ya contaban con un crédito en los Bancos Nacional, Costa Rica o Popular. A éstos se les está contactando para determinar en qué medida fueron afectados y, de ser necesario, ajustar las condiciones del financiamiento

2) El segundo grupo de atención son todas las personas sujetas a crédito pero que requieren apoyo financiero, quienes están siendo atendidas por los bancos. El Instituto Nacional de Aprendizaje (INA) colaborará con estas personas en el diseño de planes de inversión para facilitar el proceso de análisis y formalización.

3) El último grupo, lo conforman los afectados que cuentan con un proyecto viable financieramente, pero que no son sujetos de crédito por parte de los bancos. Para ellos, el Sistema de Banca de Desarrollo (SBD)  los apoyará con recursos del Fideicomiso Nacional para el Desarrollo (FINADE), administrado por el Banco de Costa Rica.

Adicionalmente, Banca para el Desarrollo acordó incrementar el tope del aval de créditos hasta un 90%.

El Instituto Mixto de Ayuda Social (IMAS), que  mantiene más 100 funcionarios en las zonas de afectación, ha destinado 3.000 millones de colones para 2.900 familias que perdieron el menaje básico de sus viviendas durante la emergencia.

Asimismo, el IMAS aumentó en 1.000 el número de beneficiarios del Programa Puente al Desarrollo, que busca la reducción de la pobreza.

Paralelamente, el gobierno  está lanzando una campaña para motivar a los costarricenses a que este fin de año hagan turismo en la zonas que fueron afectadas por el huracán, como una manera de lograr una mayor reactivación económica.

“Costa Rica entera ayudó a los damnificados por el huracán Otto, pero la segunda parte del rescate apenas comienza. Este verano visite Golfito, Corcovado o Tortuguero. Admire el Rio Celeste, disfrute las aguas termales o las playas guanacastecas, dese una vuelta por el territorio Maleku. Compre frijoles de Upala o quesos y cacao de Bagaces,  vaya a pasear, descanse, coma, diviértase, que mientras disfruta, ayuda a que ellos y ellas se levanten de nuevo”.l

Ese es el texto de las cuñas de audio y video que ya circulan en televisión, radio, cines páginas web y redes sociales.