La organización terrorista lo ha hecho a través de un comunicado en su agencia, Amaq, poco después de que la policía liberase, sin cargos, al único sospechoso que tenía detenido, según ha informado la fiscalía. El terrorista, por tanto, sigue a la fuga. Tras la asunción de la autoría del ISIS, el de Berlín se confirma como el primer atentado del ISIS con víctimas mortales en territorio alemán. "El autor de la operación de Berlín es un soldado del Estado Islámico en respuesta a los llamamientos para atacar a ciudadanos de países que forman parte de la coalición internacional", dice el comunicado de los yihadistas.

El arrestado era un paquistaní de 23 años, solicitante de asilo. Ya este martes por la mañana, las autoridades manifestaban sus dudas sobre el detenido fuese el verdadero responsable del atropello mortal.  "En estos momentos no estamos muy seguros de que realmente [el detenido] sea [el autor]. No podemos confirmar si realmente era el conductor", dijo en una rueda de prensa el presidente de la policía de Berlín, Klaus Kandt. El arrestado, que no estaba en las bases de datos de sospechosos de terrorismo, había negado todos los hechos que se le imputaban.

La investigación no ha avanzado por ese lado, pero la pista del atentado se confirmaba desde por la mañana, cuando la canciller alemana, Angela Merkel, revelaba que "con la información disponible" todo apunta a que el atropello múltiple se debe a un "atentado terrorista".

Merkel añadió también que, si se confirma que el autor es un solicitante de asilo, "será difícil de soportar", en referencia a las informaciones que apuntaban al paquistaní que posteriormente ha sido liberado. "Si se confirma que el agresor había pedido protección en nuestro país esto sería especialmente repugnante", dijo. Sobre todo para aquellos alemanes que se han esforzado por ayudar a los refugiados. Merkel ha pedido que el miedo no paralice a los alemanes.

La policía cree que el autor del ataque robó el camión, mató a tiros a su conductor oficial —un hombre de nacionalidad polaca, como el chófer, fue hallado muerto dentro de la cabina, al parecer en el lugar del copiloto— y lo empotró contra la multitud, avanzando durante 50 metros por el interior del mercadillo, entre casetas de comida y puestos de venta de adornos  Una acción muy similar a la perpetrada en julio por terroristas yihadistas en Niza (Francia). Ninguna organización se ha atribuido el brutal atropello.

La emisora local RBB (Radio y Televisión Pública de Berlín) y Die Welt, citando fuentes policiales, detallan que el detenido ahora liberado se trata de Navid B., nacido el 1 de enero de 1993 en la ciudad paquistaní de Turbat y que entró en Alemania por el paso fronterizo de Passau, la linde con Austria. Ambos medios insisten en que el sospechoso había sido arrestado con anterioridad como supuesto autor de delitos comunes y menores.

Su detención, según ha informado Die Welt, se produjo gracias a un testigo que, tras ver como se bajaba del camión y se daba a la fuga tras atropellar a decenas de personas, le siguió. Ese ciudadano alertó a la Policía y estuvo hablando por teléfono con el servicio de emergencias mientras perseguía al sospechoso hasta el Tiergarten, el principal parque de Berlín, donde fue finalmente detenido.

Una unidad especial de la policía alemana entró este martes en un albergue de refugiados de Berlín, situado en un hangar del antiguo aeropuerto de Tempelhof, en el centro de la ciudad. Un centro que desde el año pasado, y debido a la gran afluencia de peticionarios de asilo, se habilitó como centro de acogida.

El vehículo de matrícula polaca

 

El vehículo que se convirtió en un arma mortal tiene matrícula de Danzig (Polonia). El responsable de la compañía propietaria del vehículo declaró que el conductor oficial del vehículo es su primo —también polaco—, y que había viajado con ese camión hacia Berlín con la intención de pasar la noche en la ciudad, pero que en ningún momento tenía que atravesar el centro.

El dueño de la empresa dudaba de la posibilidad de que el conductor, con 15 años de experiencia, fuera el responsable del supuesto accidente y apuntaba la posibilidad de que se tratara de un robo o un secuestro, lo que más tarde pareció confirmar la policía. Los datos de GPS del vehículo indican que hacia mediodía del lunes estaba detenido frente a la sede de la empresa en Berlín y que volvió a ser puesto en marcha hacia las cuatro de la tarde. El ataque contra el mercadillo se produjo sobre las ocho de la tarde.

Los ministros de Interior de los 16 estados federados alemanes acordaron este martes con el titular del Ministerio federal, Thomas de Maizière, mantener abiertos los mercadillos de Navidad, con nuevas medidas de seguridad si son necesarias. No obstante, los responsables de la ciudad-estado de Berlín han pedido a las empresas que gestionan los mercadillos en la capital que no abran hoy "en consideración a las víctimas y sus familiares".