La Fundación MarViva invita a los amantes de las ballenas, ambientalistas y cinéfilos a asistir a la premier benéfica de la película "Una Gran Esperanza” (Big Miracle) que se proyectará este jueves a las 7:30 de la noche, en Cinépolis Terramall. Las entradas tienen un valor de 5 mil colones.

Lo recaudado en la premiere será utilizado para fortalecer la lucha contra la matanza de ballenas que lleva a cabo Japón con la excusa de “la caza para la investigación científica”, informó la Coalición Costarricense por las Ballenas, de la cual MarViva es miembro activo.

La película está basada en un hecho real. Es la historia de un periodista y una voluntaria de Greenpeace, que logran unir a países rivales para salvar a una familia de majestuosas ballenas grises atrapadas en el hielo del Círculo Polar Ártico, en los años 80.

La Coalición Costarricense por las Ballenas, integrada por once reconocidos organismos de conservación nacionales e internacionales, realizará acciones de incidencia a favor de las ballenas durante la próxima sesión de la Comisión Ballenera Internacional (*CBI), a realizarse en Panamá en junio de este año, de la cual Costa Rica es miembro pleno.

En nuestro país, el avistamiento responsable de ballenas genera miles de empleos en unas 10 comunidades costeras que dependen de la observación de estos cetáceos mediante los tours que se realizan principalmente en el Parque Nacional Marino Ballena.

Como resultado de esta práctica responsable se generan ingresos del orden de los 21 millones de dólares al año y la visita de más de 100 mil observadores.

La Coalición Costarricense por las Ballenas está integrada por: la Fundación MarViva, Fundación Keto, PRETOMA, PROMAR, Humane Society International, The Leatherback Trust, Sociedad Mundial para la Protección Animal (WSPA), UESPRA, Preserve Planet, Greenpeace, y la Asociación Ambiental Vida.

La Coalición defiende el derecho a que las ballenas que nacen, se reproducen o visitan Costa Rica no sean asesinadas por otros países cuando migran para buscar alimento. “Nos parece inaudito e injusto que estos animales sean aniquilados por balleneros japoneses”, dijo Erick Ross, mimbro de la Coalición y Coordinador de Pesquerías Sostenibles de MarViva.

La caza comercial de ballenas está prohibida desde 1986 por parte de la CBI. Sin embargo, Japón continúa cazando ballenas con supuestos fines “científicos” en lugares en los cuales se prohíbe la caza como el Santuario del Océano Austral. La carne de los cetáceos es vendida en el mercado japonés, lo cual también es prohibido.

Finalizada la película, se rifará un tour para avistamiento de ballenas entre los asistentes a la Premier. Además, ese mismo día empresas tour operadoras estarán brindando información de los diferentes servicios que ofrecen para el avistamiento de ballenas.