La medida que beneficiará a 400 mil personas, según datos oficiales, corregirá el error de incluir a las poblaciones existentes en el litoral Caribe sur, dentro del área protegida Gandoca-Manzanillo al crearse el Parque Nacional.

Este es un caso único en el país que queda resuelto con el decreto que firmaron este jueves la presidenta Chinchilla y su ministro de Ambiente y Energía, René Castro (decreto legislativo No. 9223.

“De lo que se trata es de volver a conjugar la sostenibilidad, la preocupación por la protección de la naturaleza con la necesidad de generar oportunidades de crecimiento y desarrollo para quienes habitan esta zona” porque se debe tener en cuenta que primero está el ser humano, dijo Chinchilla.

En setiembre de 2012, la Mandataria había firmado una moratoria a los desalojos que se estaban dando contra los pobladores de los territorios costeros en todo el país y amenazaban también a los vecinos de Gandoca-Manzanillo. Chinchilla logró parar los desalojados mientras buscaba una solución definitiva a las necesidades de los pobladores de las zonas costeras.

Tras largos años de lucha y a las puertas del final de su Administración, los pobladores costeros no han logrado la aprobación por la Asamblea Legislativa de la Ley de Territorios Costeros Comunitarios (Ley Tecocos) una iniciativa popular consensuada que es fundamental para dar seguridad jurídica a los costarricenses que habitan esos territorios hace mucho tiempo.

El Sistema Nacional de Áreas de Conservación (SINAC), del MINAE, realizó los estudios para sustentar la desafectación en el Refugio Nacional de Vida Silvestre Gandoca-Manzanillo y salvaguardar la riqueza natural de esta área de conservación de la vida silvestre.