En la sesión de este miércoles, del Plenario de la Asamblea Legislativa se aprobó en su último debate el proyecto de Reforma Constitucional para Reconocer y Garantizar el Derecho Humano de Acceso al Agua (expediente 21.382). La iniciativa había sido presentada el 1° de mayo de 2019 con las firmas de las 57 diputadas y diputados.

El párrafo que agrega esta reforma al Artículo 50 de la Constitución Política, es el siguiente:

“Toda persona tiene el derecho humano, básico e irrenunciable de acceso al agua potable, como bien esencial para la vida. El agua es un bien de la Nación, indispensable para proteger tal derecho humano. Su uso, protección, sostenibilidad, conservación y explotación se regirá por lo que establezca la ley que se creará para estos efectos, y tendrá prioridad el abastecimiento de agua potable para consumo de las personas y las poblaciones.”

El mayor aporte de la reforma, tal y como lo establece su redacción, es que el uso prioritario del agua será el abastecimiento para el consumo humano y el marco legal deberá ajustarse a esa disposición. 

“Tras una lucha de muchos años, finalmente logramos consolidar el derecho humano de acceso al agua en nuestra Constitución. Este paso es fundamental para construir un marco constitucional que nos permita enfrentar los retos sanitarios y climáticos que enfrenta la humanidad, donde la adecuada gestión y distribución del agua es un tema de la mayor importancia”, señaló el diputado José María Villalta” quien agradeció “a los compañeros y compañeras diputadas que contribuyeron a la aprobación de una reforma histórica”, dijo.