Al tiempo que evadían sus obligaciones con la Caja Costarricense de Seguro Social (CCSS), por concepto de cuotas obrero-patronales, un grupo de empresarios y una amplia lista de particulares contribuían con la campaña electoral del Partido Liberación Nacional (PLN) afirma el PAC y demandó a la Presidenta Laura Chinchilla acciones administrativas y legales inmediatas.

Dos de los principales financistas de la campaña presidencial de Laura Chinchilla adeudan, por medio de sus empresas, casi ¢1.156 millones a la institución. Se trata de José Nowalski (Compañía Textil Centroamericana S.A.) y Samuel Schachtel (Corporación A EME PE EME S.A. y Poly Plásticos S.A.)

Nowalski compró casi ¢40 millones en Bonos C, mientras que Schachtel compró ¢85 millones en Bonos B y donó ¢46 millones adicionales, reportados en “especie” ante el Tribunal Supremo de Elecciones, a la campaña del PLN.

Una investigación de la fracción legislativa del PAC determinó que un grupo de nueve tenedores de bonos de la campaña de Chinchilla Miranda son morosos de la seguridad social. Entre todos, compraron más de ¢257 millones en bonos, mientras que su deuda con la CCSS supera los ¢1.310 millones.

El diputado Manrique Oviedo, dijo que la fracción del PAC exige al Gobierno de la República “instruir las acciones administrativas y legales correspondientes a fin de recuperar los recursos que tanto necesitan las y los usuarios de la CCSS”.

“La crisis de la Caja fue provocada por gobiernos irresponsables. Queremos saber si la presidenta Chinchilla actuará con firmeza y honestidad, o si sus financistas de campaña seguirán recibiendo un trato indulgente por parte de la administración