"La ley que se aprobó en el 2014 es muy completa, pero el Reglamento viene a definir aspectos operativo de cómo vamos a regular las investigaciones biomédicas. Finalmente, tenemos las reglas claras para empezar a autorizar esta actividad", afirmó el ministro de Salud, Fernando Llorca.

Por su parte, el ministro de Comercio Exterior, Alexander Mora, destacó el hecho de que el reinicio de la investigación biomédica podría tener un efecto positivo en la inversión extranjera.

"Hemos identificado un enorme interés de volver a desarrollar el nivel de investigaciones biomédicas que se hacían antes. Hay más de 20 estudios que, reglamentada la ley, casi con certeza estarían desarrollándose en el país, porque tenemos condiciones óptimas para estos estudios”, puntualizó Mora.

Las investigaciones biomédicas se desarrollaron en Costa Rica aceleradamente en las últimas décadas, pero en 2010 la Sala Constitucional derogó el decreto que regulaba dicha actividad por considerar que se requería de una ley específica, dada la sensibilidad del tema, ya que involucra la participación de seres humanos en ensayos de medicamentos.

La ley, aprobada por la anterior Asamblea Legislativa, definió la creación del Consejo Nacional de Investigaciones en Salud (CONIS), que deberá regular las investigaciones y los Comités Eticos Científicos (CEC).

Definió temas sensibles como las reglas para experimentar en seres humanos y la protección de sus derechos, el consentimiento informado, el manejo de muestras humanas y las responsabilidades públicas y privadas. Sin embargo, se requería el Reglamento para terminar de definir las reglas.

En el Reglamento, se crea el Sistema Nacional de Información en Ciencia y Salud, el cual deberá ser desarrollado por el CONIS y la Dirección de Desarrollo Científico y Tecnológico del Ministerio de Salud.