La mesa de diálogo se desarrolló en la escuela República de Venezuela, donde cada parte expuso su propuesta. El Gobierno presentó una nueva versión que consiste en otorgar un aumento salarial de 250 dólares en mayo de 2017 y otro de 50 dólares en mayo de 2018. La propuesta inicial era de 150 dólares en 2017 y 150 dólares en 2018.

Pero los maestros exigen un incremento de 600 dólares en dos años, tal y como lo establece un decreto aprobado por Ricardo Martinelli (2009-2014), el doble de lo que está dispuesto a reconocerles este.

Sin embargo, el diario local Panamá América destacó una versión que señala que los educadores formularon su solicitud con un aumento de 275 dólares en el 2017,   y en 2018, otros 25 dólares y el 6 por ciento del Producto Interno Bruto (PIB) para el presupuesto del sector educativo.

Ni el Gobierno, ni los docentes aceptaron la propuesta del otro, y tal como lo advirtieron el pasado lunes, iniciaron una huelga indefinida a escala nacional y será levantada solo si el Gobierno llega a un acuerdo con el sector docente ante exigencias y pliego.

La dirigente magisterial, Yadira Pino, dijo “el llamado se da luego que se cumplieran sin acuerdo las 72 horas de huelga prorrogable, decretada el pasado lunes. Esto es lo que cabe dentro del proceso de una huelga cuando ya se han determinado las horas que eran de advertencias para llegar a un acuerdo".

En contexto

La huelga iniciada el lunes fue seguida este martes por el 90 por ciento de los educadores del sector público.

Anteriormente, los docentes denunciaron que el Gobierno busca amedrentarlos. Señalaron que el Ministerio de Educación (Meduca) solicitó a la Contraloría una fiscalización a escala nacional sobre la asistencia de los educadores para determinar quiénes están "incumpliendo con sus responsabilidades".