En clara referencia a su antecesor, el hoy senador Álvaro Uribe, al que no mencionó, el mandatario recalcó: "Es un momento para unirnos, no para dividirnos en torno al mayor propósito de nuestro tiempo", aseguró durante el discurso con el que inauguró la nueva legislatura en el Congreso. Sin mencionar a Uribe, el presidente asegura que el país debe estar "unido" en torno a la paz y no "anclado en el miedo".

“No nos quedemos anclados en el odio o en el miedo, no nos quedemos enterrados en el pasado”, insistió el mandatario. Santos hizo hincapié en que sería el último año en que un presidente acudiría a la Cámara a conmemorar un país en guerra. “Ustedes tendrán el reto de aprobar las leyes y reformas que se requieran para implementar los acuerdos de paz”.

Sus palabras llegaban apenas unas horas después de que su antecesor hubiese agudizado su crítica al proceso con las FARC. Para el Día de la Independencia Uribe convocó a sus seguidores a portar un lazo negro en la bandera del país, en señal de protesta, así como tratar de vestir de negro. Pero solo algunos de los senadores de su bancada se manifestaron de esta forma.

En la primera jornada de la legislatura, que se celebró en la tarde de este miércoles, los globos de colores y las banderas y flores blancas se impusieron como muestra de apoyo al proceso de paz.

Después de que la Corte Constitucional aprobase el plebiscito para refrendar los acuerdos con la guerrilla con amplia mayoría (7-2), Uribe aseguró que ese mecanismo es “ilegítimo”. Santos también hizo referencia a la consulta que él promovió y ha sido autorizada esta semana. “No les digo que hagan campaña por el sí o por el no”, dijo ante los diputados, antes de lanzar otro mensaje velado hacia los opositores: “Pero sí les puedo pedir a todos sin excepción que promuevan un debate de altura y con ideas, con argumentos y no medias verdades, con realidades y no con mitos, para que los colombianos, libremente, definan su futuro”.

La protesta alentada por Uribe en el Día Nacional ha levantado, sin embargo, muchas ampollas. Una de las voces más críticas ha sido la del también expresidente César Gaviria, que liderará la campaña por el sí en el plebiscito. “Las banderas negras y las camisetas negras son del fascismo”, aseguró Gaviria. “Hay que acordar que eso era lo que hacía Mussolini en Italia, eso es enaltecimiento de la guerra, justo lo que en Italia se hizo en una buena cantidad de años, invitar a la gente a la guerra, explotar el nacionalismo. Eso es terrible”, insistió.

Además, ha suscitado recelos en los sectores moderados del Centro Democrático, el partido de Uribe, que tuvo que matizar diciendo que lo que pretendían era añadir una señal de luto a la bandera de Colombia. De hecho, al mismo tiempo que se celebraba el tradicional desfile militar del 20 de julio, Uribe compareció para adelantar lo que serán algunos de los proyectos que tratarán de sacar adelante este año en el Congreso: lo hizo portando una hoja con la bandera de Colombia y un crespón negro.

Santos y Uribe se han vuelto ya a todas luces irreconciliables. El mandatario, hace una semana, en vista también de que llegaría la decisión sobre el plebiscito y la apertura de la nueva legislatura este miércoles, hizo pública una carta en la que instaba a su antecesor, del que fue ministro de Defensa, a reunirse y tratar de conversar sobre las diferencias en el proceso. “Parecería inútil invitar a un diálogo para notificar lo resulto. Cuando el crimen es campeón, el perdón y la reconciliación corren el riesgo de no ser sinceros y la paz sin justicia corre el riesgo de no ser paz”, respondió Uribe, quien aún no ha decidido si hará campaña por el no o por la abstención en el plebiscito.

Una postura que, según explicó el senador del Centro Democrático Alfredo Rangel, se anunciará en las próximas horas. "Estamos en un dilema. No sabemos aún si nos iremos por el no o por la abstención. Lo cierto es que nos moveremos contra ese mecanismo porque no es democrático", señaló. Sobre la utilización de símbolos negros, añadió: "Es una forma de manifestar el luto que sentimos de forma solidaria con todos los que han perdido a alguien en esta guerra. Es una forma de respaldar a nuestras fuerzas militares".