Foto Instituto Clodomiro Picado, Universidad de Costa Rica realiza últimas pruebas del fármaco de gamaglobulina equina. ODI

(Foto Instituto Clodomiro Picado, Universidad de Costa Rica realiza últimas pruebas del fármaco de gamaglobulina equina. ODI).

Está claro para el gobierno la necesidad de atender la crisis sanitaria para proteger la salud y la vida de la población sin descuidar la reactivación económica y la atención social de los costarricenses, dijo el ministro de la Presidencia Marcelo Prieto, en la conferencia de prensa diaria para informar sobre las acciones para atender la pandemia por el nuevo coronavirus. 

Las medidas sanitarias han sido estrictamente necesarias, enfatizó Prieto, y señaló que el gobierno hace un balance entre proteger la salud y la vida de los costarricenses en momentos en que atendemos una amenaza de grandes proporciones, como es la pandemia por el coronavirus, sin descuidar las necesidades de continuar con la actividad económica, “pero la apertura será ordenada y prudente”.

Además, lamentó la crisis económica y social que se ha generado y dijo que el gobierno no es indiferente.

“La ruta económica señalada por el gobierno, se ha expresado en hechos, actividades y programas concretos desde el primer momento y están pendientes de aprobación por el Congreso varias propuestas que concentran esta ruta en dos pilares fundamentales: crédito al sector productivo para que vuelva a invertir, empuje la economía y pueda lograr su reactivación. Por otro lado, gasto público de calidad dirigido a inversión en obra pública para generar también reactivación económica y empleo, son dos pilares fundamentales para la reactivación económica que está implementando simultáneamente el gobierno de la República”.

Agregó que con las primeras medidas de control sanitario se iniciaron también las medidas para paliar la difícil situación que impactó a los trabajadores y las empresas. “Se aprobaron moratorias de pago, prórrogas, se rebajó el IVA a un conjunto de sectores, se creó el Bono Proteger que ha beneficiado a más de 500 mil familias, para atender las necesidades sociales por las medidas de reclusión”.

Agregó que las medidas de reactivación económica han sido oportunas y precisas. La primera fue la apertura de líneas de financiamiento en condiciones especiales por medio del sistema bancario nacional para adecuaciones de créditos o créditos nuevos para empresarios de todos los tamaños, mediante un fondo de más de 900 mil millones de colones.

Hay proyectos pendientes de aprobación en el Congreso, un préstamos con el BID para el canje de deuda cara por una deuda en mejores condiciones, mejores tasas y plazos y otro préstamo con el Fondo Monetario Internacional así como la aprobación del presupuesto nacional con un recorte del gasto público histórico que incluye fondos para financiar la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), detalló.

CIFRAS DEL COVID-19

El ministro de Salud, Daniel Salas, informó que al 21 de julio el país registra 277 casos nuevos de COVID-19, para un total de 11.811 casos confirmados.

Son 5.194 mujeres y 6.617 hombres. 8.400 son costarricenses y 3.411 extranjeros. De ellos 9.615 son adultos, 646 adultos mayores y 1.442 menores de edad y a 108 personas se les investiga el dato.

Las 3.194 personas recuperadas tienen edades de cero a 96 años. 1.397 mujeres y 1.797 hombres. De ellas 2.504 adultos, 140 adultos mayores, 486 menores de edad, 64 personas no se sabe su edad.

272 personas se encuentran hospitalizadas, 49 de ellas en cuidados intensivos con un rango de edad de los 35 a los 83 años.

Los fallecidos llegan a 68 muertes. 26 mujeres y 42 hombres, con edades de 23 a 94 años.

Se suman dos fallecidos. Un hombre de 61 años, costarricense, vecino de San José. Internado en el Hospital Calderón Guardia, con diagnostico por COVID-19 desde el 14 de julio. Padecía de asma y tenía antecedentes de tabaquismo.

La otra víctima mortal es un hombre de 76 años, extranjero, vecino de San José. El deceso ocurrió en el Hospital Calderón Guardia, diagnosticado por COVID-19 el 15 de julio. Padecía hipertensión arterial y diabetes.