Las áreas en color naranja son las que serán agregadas en compensación a la reserva biológica.
Las áreas en color naranja son las que serán agregadas en compensación a la reserva biológica.

Tras la aprobación en primer debate, la iniciativa será sometida a consulta con diferentes instituciones, ante de recibir el segundo y último debate.

La construcción del embalse es uno de los aspectos del Programa Integral de Abastecimiento de Agua para Guanacaste-Pacífico Norte (PIAGG), el cual incluye también proyectos de investigación de agua subterránea, el desarrollo de alternativas tecnológicamente novedosas, acciones para garantizar la conservación y uso eficiente del agua y la adaptación al cambio climático.

La obra, que se financiará con un crédito del Banco Centroamericano de Integración Económica (BCIE) por 425 millones de dólares, aprovechará el abundante agua de lluvia del Caribe para resolver los graves problemas de sequía que afecta a cantones guanacastecos como Carrillo, Santa Cruz y Nicoya.

Según ha explicado el gobierno, este proyecto se viene acariciando desde hace décadas, pero no es sino hasta ahora que, gracias a un esfuerzo interinstitucional y de las comunidades costeras y de la pampa, así como de la cooperación internacional, que esto será posible.

Desafectación

Llevar a cabo este proyecto implicará inundar 113 hectáreas de la reserva biológica Lomas de Barbudal, ubicada en Bagaces, pero con la adquisición de otras 531 hectáreas aledañas se compensará el área perdida y se ampliará la reserva.

Los canales de riego que atraviesan la reserva biológica podrán utilizarse para suministrar agua a 18.800 hectáreas de los cantones de Carrillo, Santa Cruz y Nicoya, una zona que enfrenta problemas de sequía, en algunos momentos extrema, a causa sobre todo del cambio climático.

Aparte de proveer el agua de consumo doméstico para unas 500.000 personas, proveerá de agua para el riego, no solo a los agricultores sino también a la industria hotelera de la región.

En su etapa constructiva, la obra proporcionará empleo a 1.313 personas y en su etapa operativa a unas 20.500 personas, lo cual habla de la importancia económica y social de esta obra.

El proyecto cuenta con el apoyo no solo del Poder Ejecutivo, sino también de los diputados de Guanacaste pertenecientes a diferentes fracciones.