Imagen: Toma de pantalla del presidente Carlos Alvarado durante su alosución en la ceremonia inaugural del 75 aniversario de la creación de la ONU.

Alvarado, en el contexto de la pandemia sanitaria mundial por el nuevo coronavirus, abogó por “redireccionar” ese gasto para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible, orientados a garantizar la seguridad humana y la consolidación de sociedades justas y pacíficas, además lanzó un clamor para que este aniversario sirva para hacer un renovado compromiso con la paz y con el bienestar de toda la población.

“Costa Rica llama al Consejo de Seguridad a honrar el compromiso contenido en el Artículo 26 de la Carta, para promover así la menor desviación posible de los recursos humanos y económicos del mundo hacia los armamentos”, pidió el presidente, Alvarado, en el marco del 75º aniversario de las Naciones Unidas (ONU).

Alvarado lamentó que este compromiso “se incumple año con año”, al tal punto que “el gasto militar mundial aumentó a $1,9 billones de dólares en el 2019, el nivel más alto desde el fin de la Guerra Fría”.

En ese contexto, reflexionó “alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible le costará al mundo entre $2 y $3 billones de dólares más por año, -la mitad de los cuales estarían disponibles con solo prescindir, para siempre, del absolutamente innecesario gasto militar-, destacó y agregó que “a diferencia de un gasto militar, lo que se invierta en alcanzar esos objetivos contribuirá a garantizar la seguridad humana y la consolidación de sociedades justas, pacíficas e inclusivas. Ha llegado la hora de honrar el Artículo 26 de la Carta”.

En su intervención ante el pleno de la Asamblea General de la ONU, que se realiza de forma virtual por la pandemia del COVID-19, recordó que la “prevención” es una de las tres responsabilidades más importantes encomendadas a las Naciones Unidas hace 75 años, en la Conferencia de San Francisco que dio pie a su constitución, “junto a la responsabilidad de proteger y la responsabilidad de acabar con la impunidad”, precisó.

En relación con la responsabilidad de proteger, hizo un llamado vehemente al Consejo de Seguridad de “abstenerse de utilizar el veto —tácito o expreso—, en casos de genocidio, crímenes de guerra, crímenes de lesa humanidad y violaciones masivas de los derechos humanos y a adoptar un compromiso político para actuar de manera oportuna y decisiva en tales situaciones”.

“La indiferencia ante las atrocidades masivas -o ante los ataques armados contra objetivos civiles- nos convierte a todos en cómplices de esos hechos”, aseveró.

En la tercera responsabilidad que se encargó a las Naciones Unidas de acabar con la impunidad, destacó la creación de la Corte Penal Internacional (CPI) como un gran logro de la comunidad internacional. “Hoy más que nunca, debemos renovar nuestro compromiso con su independencia e integridad”, dijo, proponiendo que la situación de Siria sea remitida a la Corte e insistiendo en que “en este y los demás casos de crímenes atroces, los miembros del Consejo de Seguridad deben de abstenerse del uso del veto”.

El mandatario costarricense finalizó su mensaje con un llamado del pueblo de costarricense al mundo:

“Hacemos votos para que las diferencias sigan resolviéndose mediante la fuerza del derecho y no mediante la fuerza armada. Para que las promesas contenidas en la Carta de las Naciones Unidas y en la Agenda 2030 para el Desarrollo Sostenible se conviertan en realidad, incluso mediante incentivos para reducir los altos niveles del gasto militar”.

“Este es el sistema que la comunidad internacional estableció al fundar las Naciones Unidas y que los costarricenses estamos decididos a preservar y mejorar. Que este aniversario sea de renovado compromiso con la paz y el bienestar”, concluyó el presidente de Costa Rica.

Mensaje del Presidente: https://www.youtube.com/watch?v=nJICFMsJtFc&feature=youtu.be