El documento que presentó al Congreso la Central Social Juanito Mora Porras -ANEP, este martes, es una consulta institucional sobre el proceso del proyecto de ley del convenio 190 de la OIT que se tramita bajo el expediente 22.569 en la Comisión de Asuntos Sociales.

Entre las razones que hacen necesario el Convenio 190 y la Recomendación 206 que lo acompaña, destacan que la realidad muestra cómo “los casos de violencia y acoso en el mundo de trabajo han aumentado en los últimos años”, señalan.

La ANEP resaltó que “es de suma importancia que Costa Rica sea el siguiente país en ratificar el Convenio 190 de la OIT y la Recomendación 206, ya que constituye un avance en el respeto a la dignidad de los trabajadores, mejora la eficacia del diálogo social y del tripartismo* en un mundo pos-COVID”, señalan.

QUÉ ES EL CONVENIO 190 DE LA OIT? Enlace a Video: https://www.youtube.com/watch?v=k3kr-zMc0ws&t=10s

La presentación de la consulta institucional por parte del gremio se realizó luego de que el Poder Ejecutivo enviara a la Asamblea Legislativa el proyecto de Ley para aprobación del Convenio 190, para apoyar participativamente, según lo contempla el artículo 157 del Reglamento de la Asamblea Legislativa y en ejercicio del derecho de petición previsto en el artículo 27 de la Constitución Política de la República de Costa Rica y el artículo 23.1, inciso a) de la Convención Americana sobre Derechos Humanos (CADH).

El documento presentado al Congreso, aborda la importancia de la aprobación de este convenio que promueve medidas de formación y sensibilización en el mundo del trabajo y aporta relevantes estándares internacionales del Sistema Universal de los de Derechos Humanos y el Sistema Interamericano de Derechos Humanos, de los cuales Costa Rica forma parte.

-- Sobre el convenio --

El Convenio 190 de la OIT fue adoptado en la última sesión plenaria de la Conferencia de la OIT en junio del 2019, en Ginebra Suiza, y prevé la posibilidad de forjar el trabajo libre de violencia y acoso.

“El Convenio se aprueba luego de ocho años de no aprobarse ningún convenio, lo que demuestra lo difícil que es consensuar a nivel global. El Organismo Internacional adopta el Convenio 190 y una Recomendación Complementaria que proporciona directrices para enfrentar la violencia y el acoso en el lugar de trabajo, como su aplicación, encontrándose abierto a su ratificación. Estamos frente a un instrumento internacional que obliga a la erradicación de la violencia y el acoso en ámbito laboral.

La importancia de la ratificación del Convenio 190 ha resultado ser todavía mayor durante la pandemia de COVID-19”, indica el documento.

Actualmente, existe la necesidad de que se adopten medidas y que se apliquen integralmente contra la violencia a todos los actores en el mundo del trabajo, en todos sus ámbitos, es decir, que también se incluyan los desplazamientos, los actos sociales relacionados con el trabajo, los espacios públicos, el teletrabajo y, en algunos casos, el domicilio.

“En resumen, la legislación no sólo es imprescindible para establecer sanciones sino también para implementar las políticas públicas: el Estado tiene la obligación de cumplir los tratados de derechos humanos, porque es el primer sujeto obligado a ello y debe fomentar programas y medidas de índole cultura y educacional para la promoción y protección de tales derechos”, agrega el texto.

(* Nota de la editora. La interacción del gobierno, empleadores y trabajadores (a través de sus representantes) como asociados iguales e independientes para buscar soluciones a asuntos de interés común).