Después de varios meses de ausencia y en medio de una ola de rumores sobre el supuesto deterioro de su salud, el exmandatario cubano Fidel Castro se reunió con el exvicepresidente venezolano Elías Jaua, de visita en La Habana, y luego lo acompañó hasta el Hotel Nacional.

El político venezolano aseguró que Castro "está muy bien, muy lúcido" y difundió una foto en la que  aparecen juntos, este domingo, mientras viajaban en el automóvil en que se movilizaron por La Habana.

La prolongada ausencia de Castro había dado pie en los últimos días a una ola de especulaciones sobre su salud. En los últimos días se dispararon los rumores de que el histórico líder cubano se encontraba "moribundo" tras sufrir una embolia cerebral.

Castro no aparece en público desde finales de marzo, cuando se reunió con el papa Benedicto XVI durante la visita del pontífice a Cuba.

Desde finales de junio no publica tampoco ninguna de sus tradicionales "reflexiones" en la prensa cubana.

Los medios estatales de la isla difundieron a mitad de semana un mensaje de Castro enviado a una institución médica por su aniversario, mientras que su hijo había dicho días antes que su padre gozaba de buena salud. "El comandante está bien, haciendo sus cosas diarias", informó Alex Castro.

Pero la confirmación llegó tras la reunión del exvicepresidente venezolano Jaua con el líder de la revolución cubana. El ahora candidato a gobernador en Venezuela dijo que conversó con Castro sobre "agricultura", entre otros temas, durante el extenso encuentro.