El líder fundador del Partido Acción Ciudadana (PAC), Ottón Solís, sacudió la Asamblea Nacional de la agrupación este sábado, al proponer que el partido salga de la campaña electoral mientras no se aclaren las acusaciones de fraude que el Tribunal Supremo de Elecciones (TSE) planteó al Ministerio Público.

La propuesta de Solís implicaría que, si el Ministerio Público encuentra base para acusar a dirigentes del PAC de estafa y otros delitos, por el cobro de servicios profesionales que no fueron pagados a personas contratadas durante la pasada campaña, la agrupación política se marginaría del proceso electoral del 2014.

Asimismo, los diputados del PAC que resulten mencionados en la investigación deberán retirarse de la comisión que investiga el financiamiento de los partidos políticos.

El partido mocionaría además para que el caso del PAC pase al primer lugar de la agenda de dicha comisión.

Finalmente, la eventual aprobación de la propuesta implicaría la devolución de los recursos cobrados por el PAC al TSE mientras se dilucida la acusación.

"Es una iniciativa radical, que ha cambiado el curso de la Asamblea Nacional del partido", que se celebra este fin de semana, dijo a Informa-tico.com el aspirante presidencial Luis Guillermo Solís.

"Estamos discutiéndola... podría prolongarse el resto del día y tal vez el domingo", comentó el miembro de la Comisión Política Alberto Salom.

El TSE presentó el viernes la acusación formal ante la Fiscalía por el caso de los servicios profesionales cobrados por el PAC como parte del financiamiento estatal a los partidos políticos, que no fueron cancelados a los prestatarios de dichos servicios.

La dirigencia del PAC ha explicado que los militantes del partido donaron ese dinero a la agrupación y que con ese propósito se emitieron bonos Tipo B, que serían cobrados en caso de que el número de votos en las elecciones de febrero de 2010 fueron suficientes para respardarlos, algo que no sucedió.