Foto: Guillermo Acuña

Continúan las protestas de las y los estudiantes de la Universidad Nacional (UNA) en el campus Omar Dengo en Heredia, en medio de temor por una eventual acción policial y solicitando la intervención de la Defensoría de los Habitantes. La toma del edificio de la rectoría y la manifestación afuera de la universidad empezó el pasado 17 de octubre en contra de los recortes para la universidad superior pública.

En una carta dirigida por la Federación de Estudiantes de la UNA (FEUNA) a Catalina Crespo, Defensora de los Habitantes y fechada 20 de octubre, los estudiantes le piden que “preste colaboración como interlocutora, tanto entre las personas estudiantes de la UNA y las autoridades universitarias como con el Poder Ejecutivo”.

Asimismo, solicitan que la Defensoría “se acerque a los planteamientos que la comunidad estudiantil demanda y respecto a nuestra preocupaciones por la seguridad y la exposición en que se encuentran las personas que están manifestándose pacíficamente”.

Integrantes del grupo que se mantiene en el edificio de la Rectoría, llamado Asamblea Coordinadora Autónoma, afirman que se mantiene la amenaza de una eventual acción por parte de policías, antimotines y motorizados, que se encuentran en un parque cercano. Insisten en que ya no tienen protección, pues les informaron que los guardas universitarios se retirarían del edificio y que la Fuerza Pública podría ingresar al mismo.

Los estudiantes de la FEUNA también insisten en que las puertas de diálogo siguen abiertas y que la manifestación es pacífica. “Desde la FEUNA, en este proceso de manifestación, hemos insistido en el rechazo de cualquier acto violento en contra de las personas que están acá manifestándose y hemos buscado los canales de diálogo para llegar a acuerdos. Solicitamos la presencia de la Defensoría de los Habitantes para que sea mediadora y evitar cualquier acto de represión en contra de las personas estudiantes”.

Por otra parte, la Ministra de Comunicación, Nancy Marín, declaró que “este fin de semana la Dirección Nacional de Resolución Alterna de Conflictos del Viceministerio de Justicia y Paz y funcionarios del Viceministerio de Diálogo tuvieron una conversación con las personas que se encuentran bloqueando la vía en Heredia, buscando formas de resolver este tema. Asimismo se le ha pedido a la Defensoría de los Habitantes su intervención, señalando siempre que aquí no ha habido ningún recorte al FEES”.

El Rector de la Universidad de Costa Rica (UCR) Henning Jensen ha explicado que el problema es que al enviar el presupuesto nacional 2020 a la Asamblea Legislativa, el Ministerio de Hacienda definió el Fondo Especial de Educación Superior (FEES) en tres partidas: gastos corrientes, deuda pública y transferencia de capital. La transferencia de capital se fijó en un monto de 70 mil millones de colones y estos recursos sólo pueden usarse para infraestructura y equipamiento. Esto impone un destino específico y las instituciones públicas no podrían cambiar esto.

Las restricciones presupuestarias a las universidades públicas han sido impuestas por la Ley de Fortalecimiento de las Finanzas Públicas (Combo Fiscal). Ademas, el año pasado la Asamblea Legislativa aprobó un recorte de 10 mil millones al FEES.

Para mañana martes 22 está prevista una marcha hacia Casa Presidencial llamada “Somos U Públicas” en protesta por los recortes y estas restricciones presupuestarias impulsadas por el Ministerio de Hacienda hacia la educación superior y las personas trabajadoras. La movilización fue convocada por el movimiento estudiantil y a ésta se sumarían estudiantes, docentes y administrativos de las cinco universidades públicas del país. Desde la UNA, la salida es a partir de las 8 a.m. de la Explanada 11 de aAbril del Campus Omar Dengo, en Heredia.