Los presidentes del Ejecutivo y el Legislativo, Carlos Alvardo y  Eduardo Cruickshank, convocaron el encuentro.

La convocatoria la realizaron el presidente de la República, Carlos Alvarado, y el presidente de la Asamblea Legislativa, Eduardo Cruickshank, con el propósito de que los sectores formulen sus propuestas sobre los mecanismos para llevar a cabo el análisis de las iniciativas.

No obstante, advirtieron que “no se debe perder el sentido de urgencia que guiará el trabajo durante las próximas semanas para concretar las propuestas que prontamente necesita nuestra población y nuestra economía”.

“Costa Rica requiere que retomemos la tradición costarricense de encontrar soluciones a los grandes desafíos nacionales por la vía del diálogo y la institucionalidad. Mantener nuestra paz social y resolver problemas estructurales de nuestro desarrollo como la pobreza y la desigualdad demandan respuestas inmediatas en temas de crecimiento económico, generación de empleo y para la sostenibilidad de las finanzas públicas”, expresa el llamado.

En las últimas semanas, el país vivió una intensa agitación con manifestaciones callejeras, bloqueos de carreteras y a actos de violencia por parte de organizaciones de la sociedad civil disconformes con una propuesta que el gobierno había planteado como base para negociar un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI) por 1.750 millones de dólares.

La propuesta implicaba el establecimiento de nuevos impuestos temporales y restricciones al gasto público.

Ante el estado de agitación que vivió el país, el presidente Alvarado retiró la propuesta y convocó a un diálogo nacional multisectorial, que ha encontrado dificultades para concretarse debido a las objeciones interpuestas por los empresarios y otros sectores a los mecanismos de representación y de discusión de las propuestas.

La convocatoria establece el 22 de octubre como fecha límite para confirmar la participación de un titular y un suplente para cada una de las entidades invitadas.