La tormenta tropical Otto, con vientos sostenidos de 90 km por hora, se encuentra estacionada en el mar Caribe, a unos 500 km de las costas de Limón, y no se descarta que pudiera llegar a la categoría de huracán en el transcurso de esta semana, según informó el Instituto Meteorológico Nacional (IMN) en conferencia de prensa.

Las intensas lluvias provocadas  por la tormenta causaron inundaciones en varias localidades del Caribe, afectando viviendas y caminos de la región.

Las autoridades de la CNE llamaron a la calma, pero recomendaron tomar medidas de precaución no sólo por las lluvias que provocan inundaciones y deslizamientos, sino también por las fuertes ráfagas de viento que afectan sobre todo a las costas del Caribe y las planicies de Guanacaste.

“Los fuertes vientos pueden causar desprendimiento de ramas de árboles, tendido eléctrico, techos y otros (accidentes)”, señaló la entidad.

“También es importante la prevención en carretera por la reducción de visibilidad a finales de la tarde y noche”, señaló el organismo.