La moción aprobada el lunes, ayer, busca generar la suficiente presión para impedir que el presidente Alvarado cumpla con su promesa de campaña de firmar la norma técnica para la aplicación del aborto terapéutico en casos calificados, en nuestro país. La norma técnica será la que reglamente y regule este procedimiento médico.

El aborto terapéutico, no punible, existe en la legislación costarricense en el artículo 121 el Código Penal. Este artículo 121 da los alcances y no es posible que la norma técnica pueda rebasar los límites de lo que establece porque sería ilegal.

“El análisis del Poder Ejecutivo corresponde al marco del 121 del Código Penal del aborto no punible. No hay ninguna ampliación de este tema, ni ninguna valoración de ampliar lo que establece el Código Penal”, dijo la ministra Marín con la intención de bajar los ánimos en torno a este tema.

El presidente Alvarado se comprometió a la firma de la norma técnica del artículo 121 del Código Penal durante la campaña electoral, luego el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, anunció que la firmaría en 2019 pero no dijo ni ha dicho cuándo ocurrirá, señaló Marín.

La norma técnica reglamenta el procedimiento y precisa las situaciones de riesgo en que sería aplicable, en los casos en que una madre requiera ser intervenida.

A raíz de una demanda contra el Estado, de dos costarricenses víctimas de la no aplicación de un aborto terapéutico ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) en 2013, la CIDH ordenó que se adoptaran las medidas que hicieran falta para que en el país se empiece a aplicar este procedimiento médico.