Con el voto de 35 de los 41 diputados presentes en la sesión, la noche del martes, Taitelbaum recibió el voto de confianza para continuar al frente de la Defensoría por otros cuatro años.

Taitelbaum es la primera personas que es reelecta al frente de la institución desde que fue creada en 1993.

La Defensora dijo que interpreta esta decisión como un apoyo no sólo a la labora que ella misma ha venido desempeñando, sino también al papel que ha desempeñado la Defensoría en los últimos años.

Aseguró que el apoyo recibido de todos los partidos políticos representa para ella un mayor compromiso de seguir perfeccionando la labor de la Defensoría como instrumento para la defensa de los derechos de todos los costarricenses.

Afirmó que seguirá trabajando en la promoción de una administración pública más transparente, sin acuerdos fraguados bajo la mesa, que a su juicio fue el pedido que los costarricenses hicieron en las elecciones del pasado 6 de abril.

Asimismo, admitió que el principal pendiente de su pasada gestión es el tema de la discriminación racial, especialmente contra indígenas y negros, que en Costa Rica es más fuerte de lo que los mismos costarricenses piensan.

Taitelbaum había perdido el apoyo del Partido Liberación Nacional (PLN) debido a que el ex candidato presidencial Johnny Araya impulsaba a otro candidato, el ex director del Estado de la Nación, Miguel Gutiérrez. Tras el retiro de Araya, en marzo pasado, la reelección volvió a tomar fuerza como posbilidad.