Celso Borges: queremos seguir derribando mitos.

"Queremos seguir derribando mitos". Así se expresó el centrocampista Celso Borges al terminar el sábado la sesión de entrenamiento en la ciudad de Santos, donde se encuentra concentrada la Sele.

Pero existe la conciencia de que el partido ante Inglaterra no será nada fácil. Se trata de un ícono del fútbol mundial, herido y humillado. De perder ante Costa Rica, los ingleses se marcharían a casa sin un solo punto y la vergüenza de haber sido derrotado por el país que llegó a Brasil con el membrete de “Cenicienta”.

"Hoy cuando vinimos al entrenamiento ya teníamos la mentalidad de ir pensando en Inglaterra. Sabemos que es un rival de mucha historia, tienen muy buenos jugadores e iremos a darlo todo con la misma actitud que los otros dos partidos",  declaró Junior Díaz.

Por su parte, el técnico Jorge Luis Pinto  admitió que Inglaterra irá con todo buscando los tres puntos por un asunto de pundonor deportivo.

Eso obliga a Costa Rica a realizar su mayor esfuerzo, dijo, aunque admitió que posiblemente hará unos cambios en la alineación para procurar descanso a algunas de las figuras claves del equipo.

El fantasma de Colombia

Con su pase garantizado a octavos de final, Costa Rica irá al encuentro ante los británicos sin saber cuál sería su rival en la siguiente fase.

La respuesta depende de cómo se conjuguen, el martes,  los resultados de cuatro encuentros: el de la propia Costa Rica con Inglaterra y el de Italia y Uruguay en el grupo D, de los cuales resultaría el primero y segundo lugar.

Pero también depende de lo que ocurra en el grupo C, en los partidos Japón-Colombia y Grecia-Costa de Marfil, que se jugarán el mismo martes y en el que solo Colombia está clasificado y ninguno eliminado aún.

Entonces está abierta la posibilidad de que la tricolor tenga que eliminarse con cualquiera de estos rivales, incluida Colombia, la patria de Pinto.

El técnico ha dicho en algunas oportunidades que “le encantaría”  enfrentar a Colombia en esta Copa Mundial, pero hay quienes temen que esa circunstancia tan subjetiva pueda afectar el buen juicio del técnico a la hora de tomar decisiones claves.

Sin embargo, hay también quienes no dudan de la gran capacidad profesional de Pinto y están seguros de que el eventual choque con Colombia no pasaría de ser uno de los datos curiosos de esta edición de Brasil 2014.

Según Junior Díaz, Colombia "es un gran equipo que está haciendo unas cosas muy buenas (…) y si nos toca contra ellos sabemos que va a ser difícil".

Pero no imposible. La moral es tan alta en el equipo tico que tras el encuentro ante el Italia de Pirlo, Balotelli y Buffon, Celso Borges confesó que él y algunos otros jugadores estaban disfrutando tanto el encuentro que no tenían ganas de terminarlo.