“Esta es la primera vez que (la convención colectiva) se negoció a la baja” desde que se firmó el primer acuerdo en 1969, destacó un comunicado de la Presidencia.

Entre los beneficios eliminados están las licencias con goce de salario por matrimonio de los hijos; permiso de cinco días por cambio de vivienda; aportes de 39.000 colones por el matrimonio del trabajador y de 28.000 por el nacimiento de hijos, así como el pago de una póliza para proteger los aportes de los trabajadores al Fondo de Ahorro, especifica la información.

También fueron eliminados  una partida de 6,2 millones para actividades sociales, sindicales y culturales, así como un financiamiento para la fiesta de fin de año de los trabajadores, que en 2014 costó 12 millones de colones, entre otros beneficios.

Tras firmar la nueva convención colectiva de trabajo, la presidenta de Recope, Sara Salazar dijo que los resultados de la negociación “fueron muy positivos” pues “establece una nueva visión de las relaciones de la empresa con los trabajadores y sus representantes sindicales”.

La funcionaria destacó además la “actitud responsable” con que Sitrapequia asumió el proceso, aceptando racionalizar los beneficios de que disfrutan los trabajadores.

“Es importante señalar que la negociación se desarrolló en un marco de legalidad y un ambiente de respeto y paz laboral, lo que permitió hacer una revisión minuciosa de todos los artículos y lograr acuerdos que ordenan la relación obrero-patronal y los beneficios laborales en función de la realidad actual del país”, explicó Salazar.

Menos prerrogativas para el sindicato

Otros importantes acuerdos limitan la intervención sindical en decisiones administrativas de la empresa, referentes en su mayoría a los procesos de recursos humanos.

Esta injerencia tiene origen en la participación de los dirigentes de Sitrapequia en la Junta de Relaciones Laborales, un órgano bipartito en que se discuten y resuelven situaciones propias de las relaciones obrero-patronales.

Algunos de los temas en que ya no tendrá intervención el sindicato tienen que ver con la decisión de sacar las plazas a concurso externo, mantener o no plazas vacantes, eliminar plazas por reformas al proceso industrial, programas de capacitación, reglamentos de incentivos, evaluación del desempeño, capacitación y becas, entre otros.

Además, la administración se ha reservado autonomía en la aplicación e interpretación del Manual Descriptivo de Puestos y los procedimientos para la contratación y promoción del personal.

En materia disciplinaria, se ampliaron las causas por las cuales un trabajador puede ser suspendido con goce de salario durante el proceso de investigación y se definieron sanciones de acuerdo con la gravedad de la falta, que va desde la amonestación escrita hasta el despido.

Además, la Comisión de Salud Ocupacional podrá recomendar la apertura de procesos disciplinarios contra los trabajadores que incumplan las medidas de seguridad establecidas.

El texto de la nueva convención colectiva fue entregada al Ministerio de Trabajo para su homologación y será efectiva una vez que dicho ministerio cumpla con este requisito legal.