El canciller, Enrique Castillo, envió la nota de protesta a su homólogo nicaragüense con una excitativa a continuar las negociaciones entre ambos países, tendientes a definir los límites marítimos, un proceso que fue interrumpido por Nicaragua en 2005 de forma unilateral.

Costa Rica "exige a Nicaragua no hacer concesiones para la exploración o explotación de bloques o áreas marítimas, tanto en el Océano Pacífico como en el Mar Caribe, que transgredan espacios marítimos pertenecientes a Costa Rica", la nota de protesta.

La cancillería también demanda "el retiro inmediato" de un documento denominado “Petroleum Promotional Folder of Nicaragua, con el cual el gobierno de ese país  promociona  la entrega de bloques o áreas de exploración y explotación petrolera.

Según la Cancillería, se han detectado claramente, de las áreas marítimas que ofrece Nicaragua, 18 bloques en el Pacífico y 55 en el Caribe, que "están claramente ubicados en territorio costarricense".

La Cancillería recordó que el 26 de agosto de 2002 objetó una acción similar de Nicaragua, e invitó a ese país a iniciar un proceso de negociación de límites marítimos, que se inició pero fue interrumpido por Nicaragua en forma unilateral en 2005.

En esta nueva ocasión, "Nicaragua no ha querido alertar a los potenciales oferentes de que sus límites no están definidos en relación con Costa Rica, o que bloques o áreas ofertadas pertenecen o son reclamados por Costa Rica", señala  la protesta.

La cancillería advirtió que "no reconoce ni reconocerá efecto o derecho alguno producto de las concesiones que otorgue o haya otorgado Nicaragua", sean a Estados, empresas o ciudadanos de cualquier país.

Además, adelanto que pondrá a circular una nota dirigida a gobiernos y empresas petroleras de todo el mundo para que quede clara la situación y entiendan que Costa rica no aceptará actividades extractivas en sus aguas territoriales.