"¿Por qué el Ejército no entrega estos antecedentes? ¿Por qué definitivamente no avanzamos para hacer justicia y tener la verdad?", dijo Frei.

El ex presidente reaccionó indignado a las revelaciones de la ex directora del Instituto de Salud Pública (ISP) Ingrid Heitmann, quien en una entrevista concedida a la agencia de noticias DPA reconoció que en 2008 instruyó la destrucción de armas químicas almacenadas en la institución desde la época de la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990).

La médico reveló haber destruido, sin informar a las autoridades, "dos cajas llenas de ampollas con toxina botulínica" que llevaban 27 años ocultos en las bodegas del ISP.

La revelación fue automáticamente relacionada con casos de muertes de disidentes al régimen de Pinochet asociadas al uso de químicos, entre ellos el padre de Frei Ruiz Tagle, el también ex mandatario Eduardo Frei Montalva (1964-1970).

Frei Montalva murió en 1982 luego de contraer una infección hospitalaria, tras una operación de baja complejidad.

"¿Por qué los comandantes en jefe no dan la verdad? ¿Por qué siguen guardando información? ¿Me van a señalar que el Ejército, como tantas veces nos han dicho, no sabe?", señaló el ex jefe de Estado.

"Ellos (el Ejército) saben perfectamente dónde estaban los laboratorios, quién operaba, conocían la Clínica London (de la ex policía secreta de Pinochet, Dirección de Inteligencia Nacional, DINA), conocían todos los antecedentes, pero pasan los años y no podemos saber la verdad", añadió el senador.

Frei expresó su deseo de que "pasados 40 años de una vez por todas sepamos la verdad y se haga justicia", en alusión al Golpe de Estado del 11 de septiembre de 1973 que encabezado por Pinochet derrocó al gobierno socialista de Salvador Allende.

Frei relacionó además la revelación con la renuncia de la máxima autoridad electoral en Chile, el ex comandante en jefe del Ejército Juan Emilio Cheyre, tras el revuelo causado por las declaraciones del ciudadano argentino Ernesto Lejderman, quien apuntó la complicidad de Cheyre en la muerte de sus padres en 1973.

El ahora ex director del Servicio Electoral lo entregó a los dos años a un convento religioso luego que una patrulla militar asesinara a sus padres, el ciudadano argentino Bernardo Lejderman y la ciudadana mexicana María Rosario Ávalos en la precordillera chilena.

Tras el Golpe Militar encabezado por el general Pinochet decenas de miles de personas fueron arrestadas y de ellas unas 3.200 fueron asesinadas por uniformados, de los cuales unos 1.119 permanecen en calidad de Detenidos Desaparecidos.

"No más silencios, no más silencios. Que se entregue la información y que sepamos el destino de todos los detenidos desaparecidos, de todas las personas que fueron eliminadas", dijo Frei.