El movimiento ambiental costarricense se mostró este jueves “profundamente preocupado” por la emergencia en el Amazonas y pidió al presidente Carlos Alvarado una intervención más contundente ante la comunidad internacional para presionar a las autoridades brasileñas a actuar para controlar el fuego. Las denuncias a través de redes sociales y la prensa, hicieron crecer en pocas horas las presiones contra Bolsonaro.

Al respecto el Catedrático de la Escuela de Biología de la Universidad de Costa Rica, Jorge Lobo, expresó que una de las causas centrales del fuego “es la euforia por la destrucción incentivada por el gobierno de Jair Bolsonaro”.

Aunque varios países están siendo afectados por este incendio, lo cierto es que Brasil está en el centro de la discusión debido al papel que juega el gobierno de Jair Bolsonaro en la destrucción del Amazonas desde que inició su mandato en enero de 2019.

Lobo recordó “que aunque las estadísticas dicen que hay 70 mil puntos de incendio en ese momento, lo cierto es que estos incendios no son recientes; ya que el fuego ha ido incrementándose desde que fue depuesta, por medio un  impeachment en 2016, la presidenta Dilma Rousseff”.

Según declaraciones del biólogo “lo que se está quemando no es solo la región de bosque tropical húmedo, es sobre todo el bosques seco en el sur del amazonas. Estamos en una época particularmente seca del Amazonas, pero no es sólo una causa climática, se sabe que los grandes terratenientes que insisten en quemar bosque para abrir campo de cultivo industrial incentivado por el discurso de Jair Bolsonaro que ha tenido un enfoque en su política pública muy anti-ambiental”.

Para Lobo, el presidente de Brasil es un aliado del sector “ruralista” compuesto por agroexportadores y por lo tanto hay dos factores del que se alimenta el incendio: condiciones climática y condiciones sinergias, donde el discurso de Bolsonaro es central.

Este incendio tiene sus orígenes también en los recortes presupuestarios millonarios al Ministerio de Ambiente brasileño (1).  Este recorte se combinado con la impunidad en los delitos ambientales, como la deforestación, y los despidos de funcionarios públicos encargados de la fiscalización ambiental, ha dado como resultado esta emergencia de carácter global. 

Se generarán consecuencias climáticas globales sí el Amazonas sigue quemándose. Ya que la zona dejara de comportarse como un sumidero de carbono, para pasar a ser una región emisora neta de gases de efecto invernadero, según alertó Lobo.

Otra consecuencia será que el movimiento del agua en el Cono Sur será modificado. El valle del Amazonas propicia el surgimiento de nubes que alimentan muy al sur de la cuenca. Esta nubes abastecen a zonas de recarga acuífera que a su vez son la fuente de muchas poblaciones humanas incluyendo Buenos Aires en Argentina.

Por su parte el Gobierno de la República de Costa Rica ha desplegado un comentario a través de la página del Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto (2) que deja ver una posición tímida ante los acontecimientos que afecta la región del amazonas y dicen “estar profundamente preocupados”, pero no recalca la falta de compromiso del gobierno de Bolsonaro en temas de ambiente. 

Este viernes 23 de agosto se proveen movilizaciones a nivel global en múltiples ciudades en todo el mundo en protesta por el Amazonas.

1. Ajuste presupuestario en Brasil: Bolsonaro bloquea más de 1,400 millones de reales https://www.nodal.am/2019/07/ajuste-presupuestario-en-brasil-bolsonaro-b...

2. Costa Rica expresa su profunda preocupación por devastadores incendios en la Amazonia https://www.rree.go.cr/?sec=servicios&cat=prensa&cont=593&id=4941