Lamentablemente alguna de esta información anónima y falsa es reproducida  en redes sociales y medios de prensa lo que podría inducir al público a formarse juicios y opiniones erróneos señaló el ministro de Comunicación Mauricio Herrera, quien salió al cruce de los rumores que se pusieron a circular masivamente.

El ministro Herrera, llamó a la ciudadanía a confiar en las instituciones públicas que están a cargo de investigar todo lo relativo a las denuncias de irregularidades en la importación de cemento desde China y del crédito otorgado al empresario Juan Carlos Bolaños.

Hacemos un llamado “a la población a estar alerta ante información y denuncias anónimas falsas que pretenden desacreditar a instituciones y jerarcas, a la vez que siembran confusión en torno a las investigaciones formales acerca de los créditos otorgados a un empresario para importar cemento chino” dice el comunicado oficial.

Herrera recordó que hace más de un mes “el Presidente de la República, Luis Guillermo Solís, había advertido que se avecinaba una campaña de denuncias anónimas que intentan desprestigiar al Gobierno, cuyos niveles de aprobación social son positivos”.

"El Gobierno de la República respalda y colabora en todo lo que esté a su alcance con las investigaciones financieras, legales y políticas emprendidas para aclarar y sancionar cualquier irregularidad cometida en casos relacionados con el mercado de cemento” manifestó el ministro de Comunicación.

Herrara agregó que “es lamentable que información de origen desconocido, carente de fundamento, ensucie el sano y necesario debate público de este tema".

Por lo que, añadió, el Gobierno hace una respetuosa solicitud a la ciudadanía y a la prensa a estar alertas acerca de este tipo de mensajes, en aras de colaborar con la búsqueda de la verdad. 

Han desatado una campaña para denigrar al gobierno

El 28 de agosto anterior, el presidente Luis Guillermo Solís aseguró que, al acercarse el periodo electoral, se ha desatado una campaña dirigida a denigrar a su gobierno y adelantó que “no daré tregua a los que han montado el engaño, hasta que quede demostrada la transparencia de sus actos.”

El mandatario hizo tales afirmaciones durante la inauguración de las nuevas instalaciones para la Escuela Nacional de Policía, que fueron financiadas con un aporte del gobierno de China.

“Advertí desde ya hace mucho tiempo que había una campaña preparándose para denigrar al presidente y al gobierno y la campaña está llegando a su punto más alto”, aseguró Solís en una referencia tácita al escándalo desatado en algunos medios de comunicación en relación con un crédito por 30 millones de dólares dado por el Banco de Costa Rica a un empresario privado para financiar la importación de cemento de China.

“En política no hay que mentir, no hay que engañar y no hay que desorientar y mucho se está mintiendo, mucho se está engañando y mucho se pretende desorientar a la ciudadanía costarricense en estos días”, afirmó.

El presidente recordó que en un estado de derecho las acusaciones tienen que ser probadas y deploró que se esté recurriendo a las mentiras para golpear la dignidad de los poderes de la República con fines electorales.