.Con esta ley, aprobada en junio de 2020 por la Asamblea Legislativa, se elimina una duplicidad institucional y se consolida en el IMAS un sistema único de transferencias monetarias condicionadas, lo que permitirá un ahorro que supera los ¢1.000 millones”, señala un comunicado oficial.

A partir de ahora, el IMAS se encargará de las transferencias a los estudiantes de preescolar y primaria, garantizando “un servicio más cercano, eficiente y transparente”, aseguró el presidente Alvarado.

“Esta ley es una muestra inequívoca de la voluntad de este gobierno para continuar con la reforma de las instituciones del Estado, a fin de que sirvan mejor al pueblo, reduzcan costos y sean mas eficientes”, añadió el mandatario.

Por su parte, el ministro de Desarrollo Social y presidente ejecutivo del IMAS, Juan Luis Bermúdez, expresó que, además del ahorro en materia presupuestaria, el objetivo central de esta “histórica reforma es el bienestar de los y las estudiantes”.

El sistema de apoyo financiero a los estudiantes de escasos recursos se hallaba dividido hasta ahora: FONABE atendía a los niños de pre-escolar y de primaria, en tanto que el IMAS lo hacía con los estudiantes de secundaria, creando una duplicidad de funciones.

De acuerdo con el presidente Carlos Alvarado, la eliminación de FONABE forma parte de un proceso de reforma del Estado que busca reducir el gasto público y mejorar la eficiencia en la prestación de los servicios a los ciudadanos.